VinylRoute

Música e historias de vinilos

“Me lo pasaba pirata”
Undershakers – Vudú – 1998

ARTISTA: Undershaker
TÍTULO DEL ÁLBUM: Vudú
AÑO: 1998

Los sábados por la mañana eran una fiesta. Además de ser sábado, en Tele 5, emitían el Club Disney. Pero no, yo no era un niño. De hecho, muchas veces veía el Club Disney con resaca -ya alcanzaba la treintena-, pero el programa guardaba para mí un gran atractivo: la canción con la que abrían la emisión. Una voz femenina, acompañada por un grupo muy guitarrero nos invitaba a pasarlo pirata.

Con el inicio de siglo, internet no era lo que es ahora y había que escarbar mucho más para encontrar lo que te interesaba.

No pasó mucho tiempo hasta que descubrí que las hacedoras del animado tema eran las gijonesas Undershakers. De ahí a hacerme con su discografía, un suspiro.

Mar y Alicia Álvarez, Cristina Gutiérrez, Sandra Tocino y Lara González eran una auténtica bandaza. Se manejaban tanto en inglés como en español (con el tiempo, como tantas otras bandas patrias, fueron abrazando el castellano más que el idioma de la pérfida Albión), eran contundentes, construían excelentes melodías y las letras no desmerecían en absoluto.

En el madrileño Café Comercial entrevisté a las hermanas Mar y a Alicia. No eran nada gamberras, como su música podría hacer creer. Al contrario, eran unas chicas con unas inquietudes culturales muy pronunciadas. Hablamos de lo humano y lo divino, de sus discos y de sus proyectos; en ese momento algo comprometidos, pues ellas vivían en Madrid y el resto de la banda seguían en Gijón.

Sus discos eran objetivamente buenos, pero además tenían otra faceta que a mí me encantaba: hacían unas versiones increíbles que no era fácil encontrar en sus, en esa época, cedés. El Chica de ayer de Nacha pop, el A tu vera y, sobre todo, para mí (siento personalizar tanto), Hazañas bélicas, un tributo a sus convecinos Stukas.

Gracias a su colaboración en El club Disney descubría Art Attak –más hipnótico que First dates- y la fabulosa serie de animación La banda del patio.

Era entre triste y graciosos verme con resaca esperando el inicio del programa para escuchar Pirata y luego seguir enganchado al resto de la emisión. Por esa época, no tenía excusa, es decir, hijos, pero a mí me daba igual; el síndrome de Peter Pan me persigue, no me abandona, a veces, me obsesiona… ¿cómo puedo seguir siendo tan payaso a mi edad? No lo sé, pero cada día, también, todo hay que decirlo, me preocupa menos.

Para cerrar, y retomando el objeto de esta crónica, decir que Vudú, disco compacto en su día, ha visto una reedición en un bonito vinilo verde a cargo de su sello de toda la vida, Subterfuge.

Con el fin de Undershaker, Mar y Alicia se sacaron de la manga Pauline en la playa. Banda más sosegada, pero con un encanto fuera de toda duda. Una de sus canciones, Titubeas, entra en todas las compilaciones musicales que hago para epatar a especímenes del otro sexo. Un tema no muy conocido que ha vuelto a ver la luz en la serie Las últimas de la fila… ¡Qué ilusión me hizo escucharla sin esperarlo!.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *