VinylRoute

Música e historias de vinilos

«¡Qué el tiempo no nos cambie!»
Tequila – ¡Viva Tequila! – 1980

GRUPO: Tequila
TÍTULO DEL ALBUM: ¡Viva Tequila!
AÑO: 1980
CONCEPTO GRÁFICO: Juan O. Gatti
FOTOGRAFÍA: Javier Valhonrat

¡Qué el tiempo no nos cambie!

Entre tequila y tequila… Tequila. Las rondas de chupitos para exaltar la amistad, se multiplicaban cuando sonaba Que el tiempo no te cambie. El tema, convertido en himno, obligaba a abrazarse, saltar y conjurar el paso del tiempo como si el transcurso de éste no fuera con nosotros, en un intento de inmortalización de ese preciso y precioso instante: jóvenes, guapos y guapas y amigos para siempre.

Mientras tanto, la carpeta reposaba en la pared del bar, con sus colores chillones y las buenas fotos de la banda. Los argentinos Alejo Stivel (voz) y Ariel Rot (guitarra), y los españoles Julián Infante (guitarra), Felipe Lipe (bajo) y Manolo Iglesias (batería) nos miraban con aire desafiante desde su franja negra o amarilla (en reediciones posteriores, el amarillo se volvió verde, rosa y, creo recordar, azul).

La banda nacida en 1976, llegó a 1980 en plena forma y con un disco repleto de buenas canciones. A Que el tiempo no te cambie -reegrabada para presentar su recopilatorio de 2008 (el video lo coprotagonizan los chicos de 84)- la acompañaban, entre otras, Mira esa chica, Dime que me quieres o No llores.

El interior de la carpeta del vinilo no desdecía de la portada. Unas cuidadas fotografías –la sesión tiene pinta de que fue muy productiva- ilustraban el anverso y reverso del sobre que contenía el vinilo. Y, por si fuera poco, venía con una pegatina del mismo tamaño de la carpeta que por su composición recuerda al A hard day´s night de The Beatles.

Tequila se subió al escenario a caballo entre el rock urbano y la movida. Fueron precursores del fenómeno fan y, al final, el tiempo, ese que no nos debía cambiar, les puso en su sitio y quedaron incrustados como la mejor banda de rock de los años 80. ¿Deudores? Los citados 84, Pereza, Los Zigarros… la lista sería interminable.

Por cierto, en la carpeta interior recomiendan –y nosotros nos sumamos a la recomendación- ¡volumen muy alto! Pues venga, dadle caña y disfrutad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.