VinylRoute

Música e historias de vinilos

«Nuestra siquiatra de cabecera»
Los modelos – Los modelos – 1983

GRUPO: Los modelos
TÍTULO DEL ALBUM: Los modelos
AÑO: 1983
DISEÑO: Ramón Puiggene (Bigil Men)

“EL MINI LP QUE NUNCA CONSEGUÍ”

Sus canciones estaban incluidas en el casete “Invierno 84-85”. Solían ser cintas de mezclas de diferentes grupos, pero estas seis fueron respetadas, grabadas seguidas y en el mismo orden que en el disco.

Sin embargo yo nunca pude deslizar el disco, sacarlo de la funda, ni del plástico, ni cogerlo con el pulgar en el borde y el corazón en el centro, rozando con la otra mano el filo, manipulándolo en el aire hasta centrarlo en el plato, con cuidado de no tocar la delicada superficie de vinilo.
Nunca pude acompañar la aguja, guiarla sujetando el pequeño tirador. Ni pude bajar la palanca que provocaría el esperado crujir de esos milímetros de silencio previos a la primera canción.

Unos segundos de música. Cerrar los ojos. Puntear al aire una guitarra que ni existe ni sabrías cómo tocar… y empezar a cantar “estabas sentada en el coche, mirando indiferentemente a tu alrededor. Apagaste la radio, diciendo ¿te acuerdas de nuestra canción?”
Imagino cómo, al terminar “El Perdedor”, volvería el crujir de la delicada aguja. Levantarme del sofá. Darle la vuelta y repetir la maniobra, ansiosa porque empezara a sonar “en Primer Plano”.

Nunca pude hacer todo eso. Quise comprar el mini lp, pero desde que yo recuerdo estaba agotado y rápidamente descatalogado.

Ya en la universidad, en 1989, seguía persiguiéndolo.

Ni el Melocotón, La Metralleta, Escridiscos ni mucho menos El Rastro. Nada. Los expertos vendedores de estas tiendas me decían que no me molestara, que “ese”, no lo iba a encontrar. Ni el del ‘83 ni la pequeña reedición que salió en el ‘85.

En algún momento conseguí que me ofrecieran uno por 25.000 pesetas. Era tanta pasta… el que estaba dispuesto a deshacerse de él pensó (supo) que no iba a poder comprarlo ni de coña.

Quise vender mi viejo violín para hacerme con la tan deseada joya, pero mi madre no me dejó. También la entiendo; ella no podía entender el valor de mi aparentemente absurda y testaruda decisión. Vender mi primer violín para comprar un vinilo, cuando los tocadiscos estaban destinados a desaparecer (ella misma había regalado nuestro maravilloso equipo de música Pioneer… dónde andará ahora)

Y así es mi triste historia.

Hace pocos años me regalaron el CD (una de las 500 unidades que sacaron a la venta).

Y no quiero parecer desagradecida pero… no es lo mismo.

Lola Morón Nozaleda

(Imágenes de portada cedidas por Gavi de lascallesdelpop.net)

9 thoughts on “«Nuestra siquiatra de cabecera»
Los modelos – Los modelos – 1983

  1. Tu triste historia a mi me ha parecido una bonita historia. Desprende amor y nostalgia, igual que cuando escuchas una canción de Los modelos,, te transportan al pasado, bailando, disfrutando con amigos…. Y sí, mucho más jóvenes y locos. Menos mal que te has convertido en siquiatra. Gracias por elegir esta portada.

  2. Preciosa la historia que cuenta Lola en el artículo. Solo una cosa, aunque se que ya esta aprobado por las RAE, yo sigo escribiendo psiquiatra. Me gusta más ?

  3. Me encanta la historia y me encantan esas 6 canciones, especialmente «Noche de Lluvia en Madrid». Yo soy de pueblo y cuando conocí esta canción, hacia el año 89-90, acababa de llegar a la capital!!! y es una canción de y para Madrid!

  4. Lola, mi historia es parecida, solo que un amigo con un bar en Fuengirola, lo tenia y tuve el placer de pinchar ese disco una noche. Parí mi Los Modelos son los grandes olvidados de la “movida”.

  5. Bueno, aquí estoy, con mis auriculares puesto y disfrutando del vinilo de Los Modelos desde que lo compre en la primera edición de 1983, tengo muchos discos de vinilo y esta historia de conseguir un disco preciado la he repetido a lo largo de mi vida muchas veces, recuerdo por ejemplo el single del grupo Carbonilla con la cara A “Corazón Salvaje”, este lo conseguí treinta y tantos años después de su edición y así es esto, una canción o varias te encantan y no consigues el disco en su momento, lo demás es historia, historias.

    Saludos

  6. Pueden pasar 20, 30 o 40 años, no importa. Ya sabes que no encontrarás algo que te emocione o que anheles como ese vinilo. Y creo que guardas dentro de tí esa ilusión, que demuestra que tu personalidad no envejece.
    Gracias a la tecnología actual, el rastro es global, y lo puedes encontrar. Yo lo acabo de comprar hace unos días, después de desearlo durante muchos años.
    Y lo mismo con dos LPs de Los Secretos, el Todo sigue igual (1982) y el Algo más (1983). Este último aún lo tenía en una cassette de pésima calidad, pero el otro lo busqué durante años. Incluso cuando conocí al mismísimo Enrique Urquijo le pregunté por estos lps, y me dijo que él ni los tenía, quizás Alvaro… No los pude escuchar hasta que los incluyeron en un cd allá por 2005.
    También los he encontrado ahora y los he traído a mi colección.
    Te animo a que lo compres por internet, y disfrutes por el simple hecho de tenerlo por fin junto a tí. Te recordará quien eres y lo que te gusta de verdad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *