VinylRoute

Música e historias de vinilos

«Corresponsal en Marbella»
Sam Cooke – The man and his music – 1986

CANTANTE: Sam Cooke
TÍTULO DEL ÁLBUM: The man and his music
AÑO: 1986

Hace unas semanas estaba zapeando en el sofá de casa, cuando en uno de los canales públicos de la tele apareció una escena de una película, que hizo que detuviera por unos instantes el clickeo del mando. No precisamente porque fuera el “taquillazo”(es de 1985 y la ponen todos los años varias veces), sino porque siempre me viene a la mente la misma escena. Es una de esas películas, que tienen una secuencia que se te queda grabada para siempre, sin saber por qué. La película en cuestión era “Witness”, perdón, su traducción española es “Único Testigo”, ya recuerdan, ¿verdad?. El niño que es testigo de un asesinato y al que un jovencísimo Harrison Ford tiene que proteger dentro de una comunidad amish de Pennsylvania. Y la escena en cuestión, es el baile que se marca en el granero el susodicho Ford con la madre del niño Rachel, la actriz Kelly McGillis, al son de una pegadiza canción que suena en la radio del coche: “Wonderful World” de un desconocido en aquella época para mi, cuando la escuche por primera vez, Sam Cooke. Una letra casi banal, un ritmo pegadizo hicieron despertar mi curiosidad. En aquellas épocas prehistóricas no teníamos Google ni Wikipedia, pero conseguí que un amigo (el de siempre) me dejara el disco de grandes éxitos reeditado en 1995 y al escucharlo me llevé una grata sorpresa. Estaba escuchando música soul de los 60 de un cantante de color, en aquellos años del Madrid pijo de Mecano y Hombres G de los 90. Que contraste.

La portada en si no tiene mucha miga. Una foto del cantante sonriente y “camisado” al estilo Frank Sinatra (a quien por cierto quería parecerse) y el título de “The man and his music”, que es un doble recopilatorio editado en 1986 que incluye 28 temas.

La historia de su vida también me caló. Hijo de un predicador, como no podía ser de otra forma, se formó en el repertorio gospel en las Iglesias. Pasó de las alabanzas a Dios a cantar música profana, cosa que en aquella época era considerado como una traición. Cantante estrella de la música negra, dicen que fue el padre del soul moderno (aunque no llegara a saberlo), y que fue reconocido tanto por el público blanco como el de color. Vivió en aquella América en plena lucha por los derechos civiles de los afroamericanos, comprometiéndose con la causa para derribar muros raciales junto amigos del calibre de Ali, Malcom X, Martin Luther King o Jim Brown jugador estrella de fútbol.

Recuerdan los nostálgicos del boxeo (como podrá corroborar nuestro reputado cronista Pandolfi) una de esas noches que no se olvidan, en Miami febrero de 1964, cuando un jovencísimo todavía Classius Clay, en un combate por el título de los pesos pesados contra Sonny Liston, que tras la victoria, buscó desde el ring a un hombre de color que estaba en primera fila, para subirlo al cuadrilátero y presentarle sus respetos. Era Sam Cooke, en aquella época ya un exitoso cantante con numerosos éxitos top-10 en las listas del Billboard. Con Ali forjó una fructífera amistad, e incluso llegarían a grabar una canción entre los dos:“The gang is all here”.

El disco recopilatorio es una cascada de canciones de música soul cantadas con una voz mágica para nuestro tiempo. “You send me” primer éxito en llegar al top-1 codeandose en las listas con leyendas como Elvis Presley; “Only sixteen”, “Chain gang”, “Bring it on home to me”, “Cupid”,  “Having a party” “ Cha-Cha-Cha”.

A change is gonne come” es considerada como su obra maestra. Influenciado tras escuchar  el tema “Blowing in the wind” de Bob Dylan, se llegó a preguntar por qué los negros no escribían canciones como ésa y compuso esta canción de forma más personal, aunque al escucharla sus amigos le llegaron a comentar que sonaba a muerte o algo así. Quizás una premonición. Se publicó muy tarde cuando el cantante ya había fallecido.

Tristemente fue asesinado en diciembre de 1964, cuando tenía 33 años y estaba en la cresta de la ola, por la recepcionista de un motel de Los Ángeles, en extrañas circunstancias que nunca llegaron a investigarse en profundidad por el FBI. Eso dio pie a numerosas teorías sobre una conspiración, unas debido al peso que había cogido en la comunidad musical u otras incluso por ser una persona muy relevante entre la comunidad negra, como Malcom X que moriría un año más tarde El documental Remastered “Los dos asesinatos de Sam Cooke”, disponible en Netflix, indaga en este episodio final, pero también perfila a un artista excepcional a su tiempo. Merece la pena verlo y escuchar su mágica voz en directo.

Javier Herrera

5 thoughts on “«Corresponsal en Marbella»
Sam Cooke – The man and his music – 1986

  1. Que envidia tan grande un corresponsal en Marbella!!!!! Además de la envidia me gusta la música de Sam, soul, godspel, música negra con un marcado sello de la casa que hace que tu cuerpo se mueva al ritmo de la música. No conozco su canción con Ali, buscaré en YouTube. Una gran crónica, marbellí.

  2. ¡Qué alegría leer al corresponsal marbellí!
    Un grande, Sam Cooke. Y totalmente cierta esa entrañable relación de amistad con Muhammad Ali marcada por el cariño, el respeto y la admiración mutua.

  3. Un grande de la composición y de la música que nos descubrió el Soul en estado puro.El primer cantante afroamericano en tener su propio sello discográfico,el que convirtió a título póstumo la canción»A change is gonna come» en himno por los derechos civiles, poseedor de una voz tan clara que puedes aprender inglés escuchando sus canciones… gracias Javier…una elección fabulosa.

  4. El marbellí seguro que está por allí padeciendo, lástima me da!!!
    De Sam cooke si conozco sus canciones, que por cierto me encantan. Pero todo lo que nos ha contado el marbellí acerca de su vida personal no tenía ni idea, y sobre todo lo que más me ha impactado es la edad tan temprana en la que murió, y en las circunstancias que todo ocurrió.
    Marbellí un gusto leerte!!!!

  5. Quiero agradecer al corresponsal de Marbella esta fantástica crónica de Sam Cooke. Es increíble lo que aprendo con estas crónicas. Decirte que como a Chelin me gusta su música pero no conocía su historia. Y por supuesto voy a ver en Netflix el documental que recomiendas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *