VinylRoute

Música e historias de vinilos

“El corresponsal en la Luna”
Sly & the Family Stone – There’s a Riot Goin’ On – 1971

GRUPO: Sly & the Family Stone
TÍTULO DEL ÁLBUM: There’s a Riot Goin’ On
AÑO: 1971
DISEÑO: Sly Stone y Steve Paley

Cuando Sly Stone empezó a componer There’s a Riot Goin’ On solo en su dormitorio allá por 1970, jamás esperó que tuviese la repercusión que obtuvo en las décadas posteriores. Cincuenta gloriosos años después este álbum se erige como una de las piezas más influyentes para la creación del hip hop, siendo aún sampleado y homenajeado de forma constante. Incluso otros artistas y álbumes de soul y funk más modernos como D’Angelo con su genial Voodoo deben estarle agradecidos por funcionar como la influencia principal de toda su visión artística.

There’s a Riot Goin’ On funciona como una pieza deconstructiva a varios niveles. En primer lugar, supone una modificación radical del sonido que Sly Stone y su grupo llevaban construyendo desde hacía alrededor cinco años: mucho más alejado del soul de sus álbumes anteriores y más cercano al funk y a la psicodelia; con un tono y unas texturas más oscuras que las de sus álbumes anteriores, de sonido más distendido y tono bastante más optimista; o incluso una calidad de producción de sonido de baja fidelidad. En segundo lugar, este álbum constata una ruptura con el carácter confrontativo que llevaba años brotando como un clamor con las acciones de grupos políticos como los Black Panthers. No es que el álbum se aleje del quid de la problemática a la que los Panthers hacían frente, no; es más, el álbum tiene altas dosis de contenido acerca de la conciencia social. La diferencia principal viene de como ambas formaciones -los de Sly Stone y los Black Panthers- afrontaban esos problemas. Mientras la respuesta de los Panteras Negras era asertiva y abiertamente reivindicativa, la de Stone era mucho más hedonista y derrotista: los problemas existen, pero no se puede hacer nada contra ellos; por ello la mejor forma de evitarlos es drogándote para anular tu percepción de la realidad y así no permitir que te causen mayor sufrimiento. Es sin duda una forma excesivamente pesimista y deprimente de confrontar la realidad.

Y todos estos temas se ponen de manifiesto en el apartado lírico del disco, sin duda. Dos semanas previas a su lanzamiento se lanzó el single Family Affair, una pegajosa canción de sonido más pop -de las más accesibles del álbum, cabe destacar- en la que se exploraban las complicadas relaciones familiares que a su vez extrapolaba a su propio grupo, con las disputas internas que habían sufrido meses antes y motivo por el cual Stone se confinó en su dormitorio durante los meses de composición del disco; y a los ya mencionados Panteras Negras, quienes ejercían presión a Sly Stone para que expulsase a los miembros blancos del grupo y para que le confiriese un mayor carácter político a su música. Además de esto, se tratan otros temas relacionados como la falacia de la libertad de los ciudadanos estadounidenses en Runnin’ Away o escapar de la cruda realidad a través de la música (Poet) y las drogas ((You Caught Me) Smilin’). Es importante mencionar también que el título del álbum originalmente iba a ser Africa Talks to You, pero fue cambiado cuando apenas seis meses antes Marvin Gaye publicó su obra maestra What’s Going On, a modo de respuesta satírica.

Todo esto nos lleva a la portada del álbum, bastante acorde al mensaje que Sly Stone quería transmitir. En ella se presenta una versión de la bandera de los Estados Unidos algo diferente: la zona que debería ser azul es negra y las estrellas que debería haber en dicho lugar son sustituidas por soles. Según palabras del propio Stone cada color y elemento representa una cosa diferente: el color negro representa la ausencia de colores -razas-, el blanco es la combinación de todos los colores, y el rojo significa lo que todo el mundo tiene en común, la sangre. Por otro lado, los soles representan la singularidad del astro rey, en contraposición a la multitud de las estrellas. En general, y bajo mi propia interpretación, el significado de la portada, de tono hippie y pacifista, antagoniza con el título del álbum, claramente combativo y sugerente. Al igual que la música en él presenta una visión ácida y satírica de la forma de afrontar la vida por la que estaba pasando Sly Stone en ese momento. Y quizá esa burla tan abierta hacia el optimismo y la asertividad es lo que hace a There’s a Riot Goin’ On un disco tan deprimente como especial y único.

Jose Águeda Lebrón

5 thoughts on ““El corresponsal en la Luna”
Sly & the Family Stone – There’s a Riot Goin’ On – 1971

  1. Todo vuelve. Disco de plena actualidad en estos tiempos donde han vuelto los problemas raciales/policiales en los USA…
    Muy buena e interesante reseña para comprender el contexto en el que surgió este disco. Felicitaciones al autor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *