VinylRoute

Música e historias de vinilos

“Hoy he descubierto lo que es la felicidad”
Grateful dead – American beauty – 1970

GRUPO: Grateful dead
TÍTULO DEL ALBUM: American beauty
AÑO: 1970
DISEÑO DE PORTADA: Kelley – Mouse Studios

Me he calzado los airpods, me he puesto el American Beauty de Grateful Dead, en una mano un tercio de cerveza (esa mano se empieza a parecer a la de un clic de Famobil) y en la otra, un Kruger.

Día despejado, pero con una brisa aceptable. Caminaba hacia el mar y me he encomendado a Jerry García que estará en el cielo o en su cielo.

Música lisérgica para un agradable paseo hacia la orilla del mar. No era la Costa Oeste americana, pero el Levante español y nuestro Mediterráneo poco o nada no tienen que envidiar al punto donde la tierra se besa con el Pacífico.

Las chicas llevan los mismo bikinis y tienen iguales o mejores cuerpos, la cerveza (para mi gusto) es mejor aquí y, en este mundo globalizado, tenemos acceso instantáneo a cualquier tipo de música.

Ya digo, hoy, me he decidido por los Grateful Dead y me he acordado de Punset.  El científico y divulgador español ya desaparecido, decía –y a mí se me quedó grabado- que una buena demostración de la felicidad la podemos ver reflejada en los perros y que tiene mucho que ver con la anticipación.

Punset nos ofrecía la imagen de un can justo antes del momento en el que le van a servir la comida en su recipiente. ¿Qué hace el perrete? Mover el rabo como un auténtico loco. Y es lo único que me faltaba a mí.

Entre la birra, el piti y la música iba hacia la playa como si fuera a llegar al paraíso. Y es que, si me imagino el paraíso –mi paraíso-, tiene mucho que ver con lo que estaba viviendo y estaba a punto de vivir. Sol, playa, cerveza, chicas… ¿es o no es el paraíso?

Y, todo hay que decirlo, el componente lisérgico que acompaña a todos los discos de los Grateful, en este, en el American beauty, está amplificado.

Tanto es así que cuando he arribado al paseo marítimo tenía que hablar con la responsable de una banda para una entrevista con vinylroute y se me ha olvidado el nombre de la banda. He colgado, me he quitado los airpods, me he pedido otra cerveza, ya en el chiringuito, me he dado un baño y, poco a poco, se me han ido empezando a encender las luces. He vuelto a llamar a la compañera de prensa –que debía haber flipado en colores- y ya he podido darle razón y denominación de la banda en cuestión.

Orgulloso de mi proeza intelectual, he vuelto a pensar en Punset, en el perro y en la felicidad y me ha dado rabia que lo que queda simpático en el mejor amigo del hombre –sí, eso de mover el rabo- no quede tan bien si lo hace un humano, en una playa española, rodeado de niños y niñas con madres que podían escandalizarse en apariencia y desear un poco de fiesta inconscientemente.

Por una vez, he sido un tipo pudoroso y he dejado para una ocasión más íntima la demostración perruna de felicidad.

Sea como fuere, hoy he saboreado por unos minutos la felicidad. Que, por cierto, sabe a cerveza, Kruger y sal…

3 thoughts on ““Hoy he descubierto lo que es la felicidad”
Grateful dead – American beauty – 1970

  1. Preciosa crónica, excepto lo del movimiento del rabo que no lo veo (aunque me gustaría jajajaja). Eso sí, muuuucha, muchísima envidia por el panorama playero que narra.

  2. No tendría ningún problema en mover el rabo como muestra de felicidad… lástima que soy una chica y ni siquiera americana.
    Una portada para tatuarse.

  3. Cronista cierta envidia me has dado, pero llegará mi momento y me desquitare!!!
    Punset no se equivocaba en cuanto a que los canes francamente son felices con muy poco. Pero bien es verdad que cuando se acerca la hora de mi papeo también me pongo muy contenta, el rabo no lo muevo, por razones obvias, pero giro sobre mí como una peonza esperando mis viandas.
    Muy buena la crónica, enhorabuena!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *