VinylRoute

Música e historias de vinilos

“Los negros no hacen… POP”
John Mayall and The Bluesbrakers – A hard road – 1967

GRUPO: John Mayall and The Bluesbrakers
TÍTULO DEL ÁLBUM: A hard road
AÑO: 1967
PINTURA Y DISEÑO: John Mayall

Desde que tengo uso de razón (no quiero chistes con esto) la vuelta al cole me ha producido una completa desazón. Jamás he tenido ilusión por volver a las aulas. Los anuncios de El Corte Inglés me daban grima, dentera, asco, náuseas… me causaban verdaderas crisis de angustia. El simple olor a papelería, que asociaba a esa vuelta al cole, desencadenaba toda una suerte de reacciones negativas en mi organismo.

No era más que un párvulo cuando empecé a vomitar sistémicamente todas las mañanas. Mis padres, preocupados, no me llevaban al cole, me llevaban al médico. Tras múltiples exploraciones y pruebas diagnósticas, el galeno dictaminó: su pimpollo lo que no quiere es ir al cole; por eso vomita.
Algo he mejorado. Ahora me encantan las papelerías. Es más, estaría todo el día robando en Folder y en Carlin. Por otra parte, las náuseas mañaneras por tener que acudir al centro de enseñanza (caprichos del destino: ahora soy profesor) las elimino con un cóctel de barbitúricos. El problema, si no está solucionado, al menos está encubierto.

Otra cosa que, además de los dichosos anuncios del El Corte Inglés, siempre he asociado a la vuelta a la mediocre rutina cotidiana son las colecciones que se despliegan en todos los kioscos de prensa. Cuerpos humanos, aviones de la II Guerra Mundial, ganchillo para muñones, Robocop y un largo etcétera aparecen en septiembre como setas tras un día otoñal de lluvia. Jamás caí, pero debe ser cosa de la edad que este año de nuestro Señor por fin he picado. Me he informado, eso sí. He consultado con @jorgelerabox que sabe de casi todo, pero de blues y boxeo su conocimiento es enciclopédico, y me ha dicho que la selección que habían hecho en Planeta era muy potente. Pues ya está. ¡Suscrito a la colección de vinilos de blues!.

He de decir que tenía algunos discos de blues, pero ahora me apetecía –la magia de la publicidad- acercarme al tema de una forma más ordenada. Dicho y hecho.
Ya tengo dos entregas en mi poder (con la cuarta me regalan una taza… estoy deseandito) y he descubierto que BB King es una mala bestia (en el mejor sentido de la palabra) y que los blancos no andan a la zaga en está música considerada tradicionalmente como música negra. ¿Qué por qué digo esto? Porque con la segunda entrega, con el británico John Mayall y sus Bluesbrakers, he flipado en colores. No tengo conocimiento suficiente para decir quiénes son mejores o peores, pero si puedo decir que A hard road me ha dejado boquiabierto, ojiplático y audiopatidifuso. Me llega tanto como el de BB King, tanto voces como guitarras y me llama más la atención, quizá por ese prejuicio de considerar el blues como algo exclusivo de los músicos negros (afroamericanos para los que se la cogen con papel de fumar). Y esto, me ha llevado a plantearme una pregunta que ya en otras ocasiones me había brotado y que espero que con ayuda de los que lean esto termine por resolver: ¿por qué los negros –no solo afroamericanos- no hacen pop guitarrero? Me explico. Está claro que el rey del pop, Michael Jackson, muy a su pesar, era negro. Pero yo hablo de pop de guitarras (algunos lo apellidan power), mucho más orgánico: tipo Jam, Records, Beat…

Sin más, contento con mi suscripción, asqueado por tener que volver al cole y perdiendo el moreno en cada ducha que me doy, me despido con la esperanza de que alguien me saque de mi duda o me demuestre mi supina ignorancia recomendándome un buen disco de power pop negro.

Nos vemos (en los bares)

4 thoughts on ““Los negros no hacen… POP”
John Mayall and The Bluesbrakers – A hard road – 1967

  1. Bueno, bueno…Mr. Mayall, todo un viejo e incombustible amigo, padre del British Blues.
    Su disco anterior, el conocido como Beano, fue glorioso, con Eric Clapton a la guitarra. Eric se fue y parecía que dejaba un hueco imposible de llenar. La sombra de Clapton, del que las pintadas en las calles de Londres decían que era Dios a la guitarra, era muy alargada. Y Mayall se sacó de la manga a Peter Green, que en este disco está sublime. Green, otro genio a la guitarra, fundaría luego Fleetwood Mac, los primeros, los originales, los blueseros, no la versión posterior mucho más popular y conocida, pero indiscutiblemente más ñoña y cansina ( abro paraguas).

  2. Vinylroute la crónica genial!!!
    Resolver yo tus dudas musicales…..mal, mal. Ya me gustaría echarte una mano dejándote flipado recomendándote un buen disco de power pop negro. Jorge súper interesante lo que nos cuentas de los blueseros!!!

  3. Dices que no se hagan bromas con lo «desde que tengo uso de razón» y yo me pregunto si lo tendrás en algún momento. En cuanto al blues es una música que me gusta pero de la que se muy, muy poco y mucho memos de power pop negro y como no me expliques lo que es, ni blanco.
    Encantada de la vuelta de VinylRoute

  4. Interesante reflexión sobre la ausencia de artistas negros en el Power Pop, que no deja de ser una evolución en origen del R&B, adoptado por grupos ingleses, reinventado por los Beatles y reinterpretado por un sinfín de grupos desde los 80s.

    Aunque particularmente el blues no me dice mucho (…y habría tratado ya de cambiar la suscripción por alguna colección de Soul), John Mayall tenía un hermano, Roderick, que tocaba el órgano en una genial banda R&B/Psych española de finales de los 60, Los Buenos.

    Todos y cada uno de los singles que sacaron en discos Acción son más que recomendables. Uno de sus éxitos, Groovy Woovy, aparecía (en formato de video-clip) en la película de Iván Zulueta «1, 2, 3 al escondite inglés»…A pesar del color de la piel de sus guitarras sus voces y esencia brotaban con raíces negras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *