VinylRoute

Música e historias de vinilos

“Me gusta la novela negra (de color)”
Status Quo – In the army now – 1986

GRUPO: Status Quo
TÍTULO DEL ÁLBUM: In the army now
AÑO: 1986

Me gusta la novela negra. Los libros y el cine han modelado en mi cabeza la figura del investigador policial como alguien molón, interesante, misterioso y con cierta impunidad. Si hablamos de lugares, su trabajo puede llevarle a estar en una playa nudista en verano, a un lupanar un martes por la tarde o a infiltrarse en una comuna hippie en Las Negras. Si hablamos de vehículos, aprovechando incautaciones a mafiosos, conduce un descapotable último modelo, una lancha semirrígida Capelli Tempest 38′ o una motocicleta Vyrus 987 C3 4V de 75.000€.

James Bond a su lado no es más que un inglés hortera con esmoquin que se enfrenta a malos como Javier Barden en Skyfall, está todo dicho.

Hace años, muchos, tuve la oportunidad de formar parte de algo parecido al cuerpo de investigadores de delitos de sangre. Poca sangre, para ser honesto, pero algún resto de ella quedó en la chincheta de 2 centímetros que atravesó la delicada nalga de Laura.

Si entramos al detalle, ¡morbosos, que lo sois!, todo empieza en una clase de tercero de BUP. Los dos de siempre se presentan con pasión a delegado, pero un contubernio, del que no formé parte por faltar a clase una tarde, hizo que saliera mi nombre como nuevo representante de esa panda de gamberros. El populacho se reveló contra el establishment y propuso su tercera vía, uno de ellos. Sin tiempo para jurarles venganza por lo sucedido llegó el cambio de clase, esos minutos de jolgorio que los estudiantes y no estudiantes no utilizan para nada bueno. Algún desalmado sin escrúpulos y dudoso gusto para el humor, decidió poner la chincheta Nacho Vidal (dos centímetros de tamaño) en la silla de la siempre sonriente y cariñosa Laura.

Minutos después entró la áspera, desagradable, borde y malencarada profesora de matemáticas que ese año hacía también las veces de tutora. Laura se sentó como el resto de los alumnos y un grito estremecedor descolocó a casi todos.

Su sitio estaba justo delante del mío, lo que me permitió ver en tribuna como tuvo que arrancar la chincheta del cachete derecho de su regio trasero. La profesora enloqueció al ver lo sucedido, sujetaba la chincheta con algún resto de sangre en una mano mientras gritaba todo tipo de insultos mal pronunciados por los nervios a lo Jesús Gil cuando soltaba aquello de ¡Facinerosos!.

Cuando aquella situación se relajó lo suficiente, la docente decidió utilizar la táctica divide y vencerás.  Su primer paso fue preguntar por la identidad del delegado. Subí la mano identificándome y estuvo a punto de volver a chillar de indignación pensando que se trataba de otra broma a destiempo, pero aguantó su ira y me dijo:

– Te hago el responsable de la investigación, o mañana me dices el nombre del culpable o nos vamos a quedar toda la clase dos horas más en el colegio todos los días hasta final de curso.

El final de esta historia os la contaré en otra ocasión porque no tiene desperdicio. Inevitablemente, y salvando las diferencias, tuve que hacer de Bevilacqua acompañado de su fiel Chamorro, los personajes que tanto nos han acompañado en las novelas del afamado escritor Lorenzo Silva, cuya entrevista tenéis a vuestra disposición en VinylRoute. Hablamos de literatura, música y como sus personajes, nos llevó a Afganistán para regalarnos su perspectiva sobre ese país y la pintoresca salida de las tropas al ritmo de ‘In the army now’, décimo séptimo álbum de estudio de la banda británica de rock Status Quo.

PD: Muchas gracias a Lorenzo Silva por su tiempo, fue un auténtico placer compartir ese rato.

2 thoughts on ““Me gusta la novela negra (de color)”
Status Quo – In the army now – 1986

  1. Me he quedado con ganas del final de la historia chinchetalllll
    Espero que en breve Bevilacqua, venido a menos, junto con su inseparable Chamorro nos deleiten con los traca final de la pobre Laurita.
    Status Quo me encanta y en especial este tema que me trae muchosss recuerdos.
    Como siempre me ha encantado leer la crónica, aporta ese ratito de estar tan agustito.
    Y sin haberlo planeado me ha salido un pareado. Que precioso!!!

  2. Un poco cabrones si erais, eso lo primero. Lo segundo, no se puede dejar a la gente a medias, en ningún acto. Y tercero dudo que nadie le llegue a la suela de los zapatos a Bevilacqua y Chamorro, unos de mis personajes favoritos de Lorenzo Silva. Por lo demás buena y divertida crónica 😜

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *