VinylRoute

Música e historias de vinilos

Concierto – Los Hermanos Dalton

GRUPO: Los Hermanos Dalton
FECHA: 24/10/2021
LUGAR: Maravillas Club (Madrid)

“Vuelta a la normalidad”
(y dos chupitos de whisky)

La cita con Los hermanos Dalton es a las 19:30 horas. Son las 19:10 y sigo conectado a la video conferencia con Suiza evaluando un TFM. Mientras evalúo, mando un Whatsapp para que vayan pidiendo un Uber.

Cierro el ordenador, cojo el equipo y salgo escopetado. Tres Vinylroute me esperan ansiosos en la calle; Madrid, en coche, siempre es una aventura… Pero no se da mal, en principio. El final se complica, la calle del mítico Club Maravillas está cerrada por obras. Vamos tarde y como estén con la prueba de sonido no nos van a oír cuando toquemos la puerta del local.

Andamos 500 metros esquivando vallas y contendores de obras y llegamos. Nos abren (ha habido suerte), entramos y vemos que dos Dalton están montando el equipo. Preguntamos y nos dicen que Josema y Carlos Dalton están aparcando la furgoneta. Nos relajamos. Dos vinylroute deciden hacer una escapada al bar más cercano; hay sed y nervios que aplacar. Dos Ámbar y dos chupitos de whisky calman nuestras sinrazones y volvemos al Maravillas.

Los dos Dalton todavía no han conseguido aparcar. En esas, entra Julio Ruiz por la puerta y vemos nuestra ocasión de fichar para una entrevista en Vinylroute al pope de los periodistas musicales de nuestro país. Dicho y hecho (en breve, en nuestra web). Uno de los vinylroute decide ir más lejos y le convence para que vaya a dar una clase magistral a sus alumnos de radio. El amable locutor dice que sí. Para celebrarlo, dos Mahou y dos chupitos de whisky.

Llaman los Dalton que estaban aparcando y anuncian que han conseguido plaza a diez minutos de la sala. El técnico de sonido ve que la hora se echa encima para probar. Los cuatro Vinylroute ven que la hora se echa encima para poder realizar la entrevista, pero poco pueden hacer al respecto. Dos de los Vinylroute deciden hacer tiempo con dos Volldamn y dos chupitos de whisky.

Llegan Josema y Dalton. El primero se calza su Gibson SG y el segundo, su bajo Rickenbaker. Por cierto, el Dalton adoptado porta una Gretsch preciosa. Pienso en robársela, pero antes del concierto puede que se dé cuenta (sobre todo, cuando salga a tocar y tenga que marcarse un air guitar). Dejo la fechoría para el final del espectáculo.

Prueba rápida e impecable. Tres Vinylroute se encierran con dos Dalton en el camerino y procedemos a la entrevista (en breve, en nuestra web). Les damos las camisetas y salimos. El público ya llena la sala y como no hemos pagado entrada, decidimos emplear su importe en cuatro cervezas de grifo y dos chupitos de whisky.

En esto que aparece el escritor José Ángel Mañas (¿os acordáis de Historias del Kronen?) y decidimos, como ya hemos hecho con Julio Ruiz, emplazarle para una entrevista para Vinylroute. Dicho y hecho (en breve, en nuestra web).

Las potentes y afiladas guitarras de los Hermanos Dalton desgranan los primeros acordes de Luces de Hollywood. Los asistentes (por fin de pie en un concierto) braman y empiezan a botar.  Había muchas ganas de volver a la normalidad. Congratulados con esta escena, dos vinylroute se acercan a la barra y piden dos cervezas (a estas alturas da igual el continente y la marca) y dos chupitos de whisky. Mientras, los Hermanos Dalton intercambian energía con sus seguidores al son de Nunca más, La séptima invasión, Pink Panther o Los latidos de siempre.

Buen concierto y dos de los Vinylroute –que llevan un pedo como Alfredo- reconocen a una actriz, pero no recuerdan su nombre. Consultan con los otros Vinylroute, tampoco. Todos coinciden es que muy guapa de cara, que las pechos han sido adquiridos en una clínica de cirugía estética y que los bajos de la espalda no acompañan al resto del equipamiento. Mientras seguimos con nuestras disquisiciones nos invitan a abandonar la sala… se acabó lo que se daba. Nos quedamos sin entrevista con la innominada y sin tiempo para birlarle la Gretsch al Dalton adoptado. A cambio, paramos en el garito más cercano y nos empujamos cuatro cervezas y otras tantas hamburguesas que saben a gloria.

Llamamos al Uber y una vez dentro pedimos dos chupitos de whisky. El conductor nos mira raro. Pensamos que es un soso y volvemos a nuestras casas con la seguridad de que hemos dado un nuevo paso en eso de la normalidad y que mañana la resaca será de las que hace afición, pero todo es poco a la hora de presentar crónicas a  nuestros lectores. Dicho y hecho… y dos chupitos de whisky.

2 thoughts on “Concierto – Los Hermanos Dalton

  1. Una pena haberme perdido este concierto!!!
    No quiero pensar como acabaron los vinylroutes cuando finiquitaron los hermanos Dalton de darlo todo. Lástima!!!
    Pero quedo agradecida a ellos por al menos habernos traído esta miajita del concierto, con chupitos o sin chupitosssss.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *