VinylRoute

Música e historias de vinilos

«La chica Prince»
Prince – Lovesexy – 1988

GRUPO: Prince
TÍTULO DEL ÁLBUM: Lovesexy
AÑO: 1988
FOTOGRAFÍA: Jean Baptiste Mondino

La primera vez que vi a Prince fue en 1988, en una imagen de 313 x 313 cm. Era la funda del vinilo de Lovesexy. Esta portada de Mondino, estampita religiosa-sexy-pop que tanto revuelo causó en la época, fue mi puerta de acceso al universo más fascinante que he explorado jamás:  el del inabarcable Prince Rogers Nelson.

Le descubrí en Irlanda, donde pasé mis 13 años estudiando en un colegio sólo para chicos (siendo yo una chica) y viviendo con una familia tan puritana como cualquiera de las del pueblo, donde la religión, las patatas y la lluvia estaban tan presentes como U2 y los conflictos de Irlanda del norte.

Mis amigos jugaban al rugby y al hurling, y lo único que podía compartir con ellos sin que me reventaran la cabeza era la música, siendo además la única vía de escape en esa Irlanda cerrada y ultracatólica. Con Prince de banda sonora de nuestro despertar adolescente, terminamos por compartir alguna cosa más, quizá demasiado pronto.

En ese contexto, sentí que tenía la misma capacidad de provocar que Prince. Imaginaos ser una de las 5 chicas de intercambio en aquel colegio con 800 jovencitos encorbatados (¡Ay mis padres! A quién se le ocurre…). ¡Cómo no iba a sentirme poderosa y única mientras paseaba desenfadada con mi falda de uniforme por el patio, escuchando Raspberry Beret en mi walkman!

Normal que me quedara colgada del mayor genio musical del siglo XX hasta convertirlo en mi obsesión adolescente. No sólo tenía un sonido brillante, sorprendente y rico, sino que además lanzaba preguntas y mensajes sobre cuestiones profundas como la religión, el amor y el deseo. De hecho, ese año encontré más espiritualidad en I Would Die 4 U o The Ladder, que en las misas de hora y media de cada domingo donde recitaba el Padre Nuestro en inglés, mentalmente al ritmo de Controversy. Tampoco habría sido lo mismo el primer amor sin I Wanna Be Your Lover, Take Me With U o When 2 R In Love. Ni la posterior despedida sin Adore.

Ya no había marcha atrás: volví a Madrid empoderada, capaz de lidiar con cualquier cotidianeidad convertida en una chica Prince. Como diría Él: if the elevator tries to bring you down, go crazy, punch a higher floor!!!

Silvia Carreras Ramos

8 thoughts on “«La chica Prince»
Prince – Lovesexy – 1988

  1. Han pasado unos cuantos años, pero aún recuerdo como si fuera ayer a esa Chica Prince en el patio del colegio con su uniforme rojo y el colgante con el símbolo del artista al cuello. Me hace mucha ilusión verte por aquí y seguir disfrutando de tu sensibilidad.
    Besos.

  2. Enhorabuena chica Prince!!
    Tu crónica me ha encantado.
    Que guay eso de sentirse lo más, rodeada de 800 muchachitos, y encima formando parte del mundo Prince.
    De Prince poco más que añadir, un crack!!
    Bienvenida al mundo vinylrouteroooo

  3. Chica Prince me ha encantado tu crónica. Vinylroute tiene muy buen ojo para sus colaboradores. Espero tener la oportunidad de leer muchas crónicas tuyas. Como siempre daros la enhorabuena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *