VinylRoute

Música e historias de vinilos

“Neuronas haciendo pogos”
AC/DC – Highway to hell – 1979

GRUPO: AC/DC
TÍTULO DEL ÁLBUM: Highway to hell
AÑO: 1979
FOTOGRAFÍA: Inner Sleeve

Me he levantado con ganas de acostarme. He ido al baño sin poder despegar los ojos y he dejado el inodoro como el de un bar de carretera (ya casi que lo limpio luego). Me he arrastrado a la cocina y me he preparado un ristretto; como si nada. He deambulado por la casa consultando el móvil y me he visto tres videos de perritos abandonados en condiciones lamentables que recogen, lavan, desparasitan, curan  y alimentan para ponerlos de nuevo en el mercado y he pensado que algo así era lo que me hacía falta a mí. Con el smartphone todavía en la mano, he aprovechado para abroncar a mi hija por su dependencia al aparato en cuestión. Ella, mirando el móvil en mi mano, me ha recriminado mi mal despertar y me ha cerrado la puerta en las narices. La verdad es que me lo merecía.

Sin saber qué hacer –tengo un par de temas de trabajo que solucionar, pero soy el rey de la procrastinación- he terminado en el salón delante de mi colección de discos. Los he repasado y he cogido el único que podía salvar la tediosa situación. Lo he sacado de la carpeta y ha empezado a sonar Haghway to hell… ¡Mano de santo! Los AC/DC, con sus potentes guitarras y la afilada, me han despertado y si algún vecino seguía a esas horas en la cama –cosa que dudo- a él también.

Los AC/DC son un auténtico chute y con mis neuronas haciendo pogos y las endorfinas dando guerra he empezado a mirar con otros ojos –por fin, abiertos- este sábado de puente.

Con la banda oriunda de Australia desplegando su magia me ha permitido disfrutar de un segundo café y de un vigorizante desayuno que he engullido, en calzoncillos y camiseta de tirantes, emulando el baile del colegial del grupo. Mientras, mi pareja de base, me ha mirado con cara de “¿y con esto me toca pasar el resto de mi vida?”. Me ha dado lo mismo. He seguido con mis botes y aspavientos sincopados, tocando una guitarra imaginaria y haciéndole una magnífica segunda voz a Bon Scott. Lástima que se muriera de una borrachera el individuo en cuestión, pero, curiosamente, los AC/DC son una banda que ha sobrevivido a sus propios miembros. Los cambios –por muertes, demencias y graves problemas de oído- que habrían dado al traste con otros grupos a ellos han parecido reforzarles y tanto en giras como en ventas de discos –más de 200 millones vendidos- han seguido siendo un tiro.

No soy mucho de hard rock. Me gusta todo lo bueno, pero soy más poppie que otra cosa. No obstante, hay bandas y músicos que están por encima del bien y del mal y de las filias particulares. AC/DC es una de ellas, comparable a Sinatra o a los Beatles, y en España, a Nacha Pop o los Siniestro total de la primera época. Da igual el estilo o género en el que se manejen. Son músicos que derrochan calidad y creatividad, que hacen CANCIONES.

Los AC/DC han arreglado un sábado que había empezado mal, con la abulia recomiéndome las entrañas, con el alma pendiente de un grosero hilo y con un humor de perros.

Me he animado, sí. Y esta noche saldré a darme una vuelta y tomar unas copas (espero no llegar al punto que llegó Scott). Eso sí, primero, voy a coger la fregona y la bayeta para dejar impoluto el inodoro y que mi pareja de base me vea solo como a un loco con el que puede seguir viendo series y no como a un cerdo redomado.

2 thoughts on ““Neuronas haciendo pogos”
AC/DC – Highway to hell – 1979

  1. ¡Y quién sino Siniestro Total para hacer la versión de AC-DC más popular hecha por una banda española!
    Eso sí, que lo sepáis, el autobombo desatado de la canción «Somos Siniestro Total» (versión del Highway To Hell que apareció en el 90 en su doble vinilo «En beneficio de todos») era originalmente una pieza que tocaban en directo en la que las estrofas eran en su mayoría gorgoritos indescifrables que entroncaban con el estribillo con una letra que, de haber sido más conocida, se habría llevado algún premio, habría creado memes, y habría cuajado como frase hecha del acervo juvenil. Venía a decir:

    «A veces, algunas veces,
    el cantor tiene razón.
    Por eso…
    (estribillo)
    ¡Fooolla con ééél!» (highway to hell)

    Y se puede encontrar entre las canciones extra de alguno de sus discos que se añadieron ya para la edición CD

  2. La crónica ha empezado con el cronista un poco hecho polvo. Ni el ristretto, ni los vídeos de perritos, ni el enfrentamiento con la hija… en fin na d na ha conseguido poner las pilas a esta persona. Ha tenido que ser AC/DC quien consiga sacar lo mejor del cronista con su tema Highway to hell.
    Esta banda es incombustible, es lo más!!!. No me extraña que haya conseguido animar al susodicho.
    Guay la crónica, y ya sabéis si estáis de bajón AC/DC no falla, está clarooooo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *