VinylRoute

Música e historias de vinilos

“La movida empezó a las ocho y veinte de la tarde”
Gabinete Caligari – Que Dios reparta suerte – 1983

GRUPO: Gabinete Caligari
TÍTULO DEL ÁLBUM: Que Dios reparta suerte
AÑO: 1983
FOTOGRAFÍA: Alberto García-Alix

No hay verano sin canción del verano. Las fuentes consultadas, fidedignas al cien por cien, aseguran que este verano de 2021 no ha habido tema alguno que merezca tan honorable título. El “Truki-truki”, afirman, sonó demasiado pronto y llegó sin fuerza a las pistas de baile de las más concurridas discotecas de Benidorm. Al parecer, no ha sido sólo en la turística ciudad alicantina donde se han quedado compuestos y sin un “hit” que llevarse a los pies. Ha sonado Harry Style, Adelle, Billie Eilish… Pero no ha habido un “venao”, una “macarena”, una machacona “barbacoa” o un Koala (el agropop no lo inventó él) con intención de construirse un “corrá”.

El fenómeno veraniego no se ha producido. Si hacemos historia de andar por casa, la tradición se remonta al estallido del turismo en España. Las costas se empiezan a llenar de veraneantes allá por los años sesenta y buscan una canción con la que recordar esos días una vez de vuelta a sus hogares. Se quedan, lógico, con las que más sonaban. A vuela pluma vienen a la memoria “Eva María”, “Un rayo de sol”, “Cuéntame”… Con la irrupción de Georgie Dan más de uno se aprendió la lección y la calidad se dio de bruces con el traste. Una legión de imitadores, con mayor o menor fortuna, buscó un estribillo pegadizo, cuando no obsesivo, un baile más o menos absurdo (hay algo más patético que bailar -todos lo hemos hecho en alguna ocasión- los “pajaritos” de la inefable María Jesús y su pareja de hecho, el acordeón), una vestimenta lo más hortera posible y a cantar el “güisky cheli”, aquella de “papá he visto un parato. Calla niño que no es un oni, es un vión” o “el tractor amarillo” (tampoco estos inventaron el agropop). En los años ochenta, la calidad de la canción del verano se elevó bastantes enteros y grupos como The Cure, Comunards, A-ha, Simply Red o Pet Shop Boys competían con otros del foro como Tequila, Danza Invisible, La Guardia, Los Rodríguez, Hombres G, Loquillo, Revolver o hasta The Refrescos (con el “aquí no hay playa” de nuevo descendió un poquito el nivel). Y son estas bandas, las de los 80, que están volviendo o no se han ido, las que en un eterno revival han girado por la piel de toro los meses de estío. Por un lado, no está mal ¡Qué perdure lo bueno! Por otro, da que pensar ¿no hay nuevas bandas con ideas o la industria discográfica no está para probar suerte?

Sea como fuere, hoy he recordado como gracias a Faemino y Cansado se supo, por fin, cómo surgió la “movida” madrileña. Andaban Faemino y Cansado haciendo la “transición” cuando se encontraron con Jaime Urrutia (Gabinete Caligari) y les dijo que esa tarde empezaba la tan traída y llevada “movida”. Faemino asegura que a las ocho y veinte dejaron de hacer la “transición” para empezar con la “movida”…

P.D.: El término agropop fue acuñado por No me pises que llevo chanclas

2 thoughts on ““La movida empezó a las ocho y veinte de la tarde”
Gabinete Caligari – Que Dios reparta suerte – 1983

  1. Super verídica la crónica!!!
    Yo creo que es importante tener canción del verano, sobre todo a medida que vas cumpliendo años. Por qué? Fácil, porque a través del tema musical podemos identificar el año al que queremos referirnos.
    Gabinete Caligari me encanta, no hace falta que diga que me he bailado toda su discografía, y que aún lo sigo haciendo aunque sea en el salón de mi casa.

  2. Niñez y adolescencia tardía en un pedazo de canciones… estoy casi segura de que,en algún verano de pueblo ya lejano, bailé «al calor del amor en un bar»mientras alguna vieja me preguntaba»y tú de quién eres»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *