VinylRoute

Música e historias de vinilos

«De la rumba son los dueños»
Los Chichos – Ni más ni menos – 1974

GRUPO: Los Chichos
TÍTULO DEL ÁLBUM: Ni más ni menos
AÑO: 1974

Hubo una época en que en España se pasó del blanco y negro al color. Nuestro país salía de una dictadura de cuarenta años y se iba abriendo al mundo. También su música.

Hubo una primera apertura provocada por la afluencia de turistas europeos que venían a disfrutar del sol, la playa y del Spain is different. Los turistas y los pocos españoles que por aquella época viajaban al extranjero fueron las vías por la que, a un panorama musical dominado por la copla, fueron llegando las nuevas corrientes que estaban revolucionando la música popular en todo el mundo. Grupos como Los Brincos, Los Ángeles o Los Bravos se convirtieron en los pioneros trasladando la revolución pop-rock a la música española. Quizás desde un punto de vista creativo esta corriente musical abierta a las influencias extranjeras tuvo su momento álgido con la movida.

En paralelo y quizás con pocos trasvases entre ellos, otra música se abría paso en los barrios marginales de la mayor parte de las ciudades españolas, la conocida como rumba quinqui. No dejaba de ser una evolución de la rumba catalana y hundía sus raíces en el flamenco, pero su nota característica era que estaba completamente conectada a la realidad de la que nacía. Sus temas abordan la marginalidad, la delincuencia, la cárcel, las drogas y el amor.

Era un reflejo de los problemas que se vivían a diario en esos barrios nacidos como patios traseros de las ciudades en los que se iban hacinando los emigrantes que abandonaban el campo para buscar nuevos horizontes. La realidad es que los horizontes solían ser calles llenas de barro con pocos o ningún servicio público y un hábitat donde la llegada de la heroína arrasó con al menos una generación de jóvenes que no veían otro futuro, en una España que estaba cambiando y quizás dejándolos atrás, que la marginalidad.

Esta corriente en términos de popularidad, que no de reconocimiento artístico, ganó por goleada a esa otra corriente más apegada a la música anglosajona. Es difícil saber cuántos discos se vendían en esas épocas, más teniendo en cuenta que gran parte de las ventas se hacían a través de los famosos casettes de gasolinera. Pero para que os podáis hacer una idea, se calcula que Los Chichos (protagonistas de hoy), con ventas prácticamente solo en España, han despachado alrededor de 22 millones de discos (contando las cintas), lo que les pondría casi a la altura de Alejandro Sanz que tiene alrededor de 25 millones y un mercado mucho más amplio. Ninguno de los grupos de la movida se acerca a estas cifras.

Con estos números solo quiero mostrar que el público, uno realmente masivo, vio sus experiencias reflejadas en esta música sencilla y pegadiza y la respaldó. Quizás no tenían melodías elaboradas ni apelaban a la modernidad más rabiosa, pero hablaban de lo que en realidad no queríamos ser, pero éramos.

Los Chichos son el paradigma de la rumba suburbana por algo en uno de sus recopilatorios proclamaban que de la rumba eran los dueños. Solo después de muchos años han vuelto a ser reivindicados por artistas como Estopa o Dani Martín, o en Festivales como el Viña Rock o el Primavera Sound. Quizás nunca han necesitado ese reconocieminto, pues su música ha sido durante años omnipresente en verbenas, ferias, coches de choque o en cualquier barrio desde la ventana abierta de una vecina o desde el estéreo de un Seat 1430 que pasaba quemando rueda.

Los Chichos nacen en 1973 como un trío compuesto por Juan Antonio Jiménez Muñoz, conocido como Jero o Jeros (el del medio de los Chichos) y los hermanos Emilio y Julio González Gabarre. Al poco de comenzar su carrera haciendo bolos por salas de fiesta consiguen un gran éxito con su primer single Quiero ser libre, al que seguirán Ni más ni menos y La historia de Juan Castillo, tres canciones que están en la memoria musical de todo un país. La década de los ochenta fue la de asentamiento en lo más alto, asentamiento que se ve afectado por el abandono de Jeros en 1990. Jeros era el compositor de la mayor parte de los temas y el grupo se resiente, aunque continúa su andadura. Jeros, por su parte, inicia una corta carrera en solitario que termina cuando en 1995 se precipita desde la terraza de su piso en el Pozo del Tío Raimundo. Un final tan trágico como algunas de las canciones de Los Chichos.

El disco que propongo es su primer LP, “Ni más ni menos”. Quizás este sea el primero de muchos CasetteRoute.

One thought on “«De la rumba son los dueños»
Los Chichos – Ni más ni menos – 1974

  1. Que crónica tan bonita, tan real y tan bien escrita. Tiene toda la sensibilidad del mundo y ahonda en una época que algunos vivimos desde la ventana. Una crónica social y brutal, como era entonces. Una pena lo que pasó con «el del medio de los Chichos». Hoy me pasaré todo el día tarareando «ni más ni menos». Me ha encantado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.