VinylRoute

Música e historias de vinilos

“Bunbury y Dios»
Héroes del Silencio – Senderos de traición – 1990

GRUPO: Héroes del Silencio
TÍTULO DEL ÁLBUM: Senderos de traición
AÑO: 1990

Si algo caracteriza a Vinylroute es la libertad de expresión. En nuestra página se pueden verter todo tipo de opiniones… Somos así.

Todos tenemos nuestras filias y nuestras fobias. Los prejuicios nos acompañan haya donde vayamos, lo reconozco. Hay cosas que no soportas, que te sacan de tus casillas, por mucho que una gran mayoría esté en contra de lo que tú piensas. Conmigo nunca ha funcionado la espiral del silencio. Si me gusta, me gusta, aunque no le guste a nadie. Y si me provoca arcadas no tengo ningún problema en reconocerlo.

Odio a Bunbury.

No me cae mal, me cae muy mal. Desde sus inicios, me parece un posturitas insoportable con esa voz impostada de corte mesiánico. Mi apreciación es que Bunbury se cree tan Bunbury que cuando va al baño se encuentra con Dios y es capaz de hacerle sentirse inferior.

Le he visto una vez en persona. Y no, no he tenido nunca la oportunidad de entrevistarle y, ojo, le entrevistaría, pero me tendrían que atar a una camilla con una máscara, tipo Hannibal Lecter, porque esa vez que le vi me tuvieron que sujetar porque su simple presencia desataba en mí una violencia que jamás he experimentado.

Yo no soy muy alto, pero él tampoco. Le vi un poco esmirriado, poca cosa. Iba vestido de negro, con su melena al viento y las uñas pintadas de negro. Despertó mis instintos asesinos. ¿Por qué? Por su voz ampulosa, porque desde que empezó con Héroes del silencio (el nombre también tiene lo suyo) copiando a Jim Morrison me ha desagradado profundamente. Sí, soy consciente de que cuenta con cientos de miles de admiradores y que todos los cantantes españoles y no solo, se lo rifan para que colaboré con ellos, pero me da lo mismo. No sé qué ven en él, ni musical ni personalmente.

Y sí, me atrevo a decir personalmente, porque el maño -ahora angelino- encima, se ha subido al carro de Miguel Bosé y se ha declarado antivacunas. Un tipo que va de leído y escribido (su nombre lo sacó del personaje de La importancia de llamarse Ernesto de Oscar Wilde y presumía de leer en su adolescencia a Nietzsche y Kant , entre otros), es decir, que va de culto, y se posiciona con extremistas de izquierda y derecha, terraplanistas y demás patulea que sostienen que Bill Gates tiene un plan de dominación mundial, no merece mi respeto. Un tipo que acude a una audiencia con el príncipe de España (ahora rey) y se jacta luego de que como mucho pondría la foto en su baño. No merece mi respeto. Si tan chulo eres, no vayas, cretino. Un petulante que incluye en sus canciones versos, muchos, muchos, de otros autores y poetas y no lo declara, no merece mi respeto.

Sea como sea, en Vinylroute hay libertad de expresión. O sea que los que lo deseen tienen su espacio para, a su vez, exponer las excelencias del cantante y ponerme verde.

Por último, decirle a Dios (si existe) que tenga cuidado que este arribista le puede birlar el puesto.

2 thoughts on ““Bunbury y Dios»
Héroes del Silencio – Senderos de traición – 1990

  1. Jodeeeer. Viva la libertad de expresión. Que odio más racial. A mi me gusta la voz de Bunbury, aunque no le sigo para nada, pero casi me creo en la obligación de odiarle después de leer esto jajajaja. No conozco nada de su vida y milagros. A ver si alguien viene ahora a convencerme de que no es tan malo. 🙏

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.