VinylRoute

Música e historias de vinilos

“¡Dale Estopa a la máquina!”
Estopa – Estopa – 1999

GRUPO: Estopa
TÍTULO DEL ALBUM: Estopa
AÑO: 1999

En una crónica anterior hablamos de Los Chichos, los verdaderos reyes de la rumba. Los protagonistas de hoy tienen vínculos claros con ellos. Es evidente el paralelismo entre ambos grupos; por un lado, la influencia musical de unos en los otros, por otro, el orgullo de pertenencia al barrio o al pueblo, y, por último, la facilidad con la que trasladan la cotidianeidad a las letras de sus canciones.

Hace más de veinte años iba camino del trabajo escuchando un programa matinal, creo recordar que era Gomaespuma en M-80, esa radio que hizo una inversión en discos y les sigue sacando partido. Como decía iba escuchando la radio, cuando presentaron a una pareja de hermanos que estaban empezando, los hermanos Muñoz, David y José, Estopa.

Estopa es a finales de los noventa la evolución natural de la rumba de los setenta y los ochenta. Su música es menos asalvajada que la de rumba ochentera, porque en ese momento las situaciones que vienen a retratar no son tan límites como las que nos contaban Los Chichos o Los Chunguitos, quizás a finales de los noventa teníamos todavía la sensación de que teníamos un futuro mejor que el que los ochenta ofrecía a la gente nacida y crecida en los barrios que rodeaban Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia. También se nota más la influencia del rock y el pop, especialmente resuena la de Extremoduro, a veces los fraseos recuerdan muchísimo a los de Robe.

De igual manera que sus antecesores conectaron con un público masivo, Estopa conectó directamente con el imaginario y el gusto musical de esos chavales de barrio que habían cambiado la epidemia heroína por los porros o la cocaína.

La mayor virtud de Estopa es su facilidad para retratar esa realidad que ellos viven en Cornellá, con turnos interminables en la fábrica y dinero en el bolsillo para gastarse en largos fines de semana. Lo hacen con el mismo lenguaje que habla la calle y eso es la principal conexión entre ellos y el público.

Su primer disco publicado, el homónimo Estopa, contiene canciones que tenemos grabadas a fuego en nuestra memoria, ¿Quién no es capaz de corear los estribillos de Tu Calorro, La Raja de tu Falda, El Medio de los Chichos, Como Camarón o Cacho a Cacho?

Otro punto a su favor es la naturalidad que siempre han desprendido, esa naturalidad, la impresión de ser tíos de barrio no casa con la realidad de ser unos de los músicos españoles más exitosos de los últimos años, pero les hace cercanos y tremendamente simpáticos. Hace un par de años me los crucé por el Paseo de Prado de Madrid; los vi saliendo de un hotel y caminando por la calle, no se negaron a hacerse fotos con cualquiera que se lo pidió. Me vienen a la cabeza los aires de algún corresponsal de VinylRoute, que con poco más de tres folios mal escritos en su currículum, pedía tres euros por un selfie en la fiesta de aniversario.

¡Dale Estopa a la Máquina!

One thought on ““¡Dale Estopa a la máquina!”
Estopa – Estopa – 1999

  1. Estopa tuvo éxito desde su primer trabajo.
    Tienen más de un hit que hemos cantado y bailado todos.
    Y está claro que a parte de ser unos artistazos, son personas como bien dice el cronista, súper majos y súper cercanos.
    Oleeee los Estopa!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *