VinylRoute

Música e historias de vinilos

“Mi súper gilipollassss favorito”
Un pingüino en mi ascensor – Supergilipollas – 2021

GRUPO: Un pingüino en mi ascensor
TÍTULO DE LA CANCIÓN: Supergilipollas
AÑO: 2021

Hay más gilipollassss que botellines. Eso lo sabemos todos. Pero entre tanto gilipollassss hay un espécimen concreto que se suele llevar la palma: es el súper gilipollassss. El Pingüino, con la maestría que le caracteriza, le ha puesto música y letra a este tipo/a, singular donde los haya.

Y es que sí de algo sabe el Pingüino es de trasladar, con ingenio y humor, esas historias que fluyen en derredor nuestro, sintetizarlas y, si es menester, hasta rimarlas. Nadie lo hace como él. Al final de esta crónica, os dejamos un video de la canción que forma parte de las maquetas grabadas por nuestro querido amigo durante la pandemia. Se ha convertido en el tema que suena en Vinylroute cada vez que identificamos a uno de ellos.

Entre los gilipollassss que conozco, solo unos cuantos se merecen el rango de súper gilipollassss. Y de entre este círculo de elegidos yo me quedo con, llamémosle, FAM.

FAM es doctorrr y le conocí, precisamente, cuando yo andaba preparando mi doctorado. Tenía un libro publicado de algo que me interesaba para mi tesis y contacté con él. Se prestó y mantuvimos un par de entrevistas. Todo iba bien. FAM me regalaba con su saber y yo, agradecido, le propuse para ser tribunal de mi tesis. Mi directora, a la sazón prima de Antonio Vega (así lo quiso el destino), que debe tener un radar para detectar a los súper gilipollassss, me dijo: FAM no me convence. Dejé la elección del tribunal en sus manos. A FAM, aunque no lo verbalizó, debió saberle a cuerno quemado y, cómo vería más tarde, no me lo perdonó.
Educado que soy, una vez lista mi tesis, agradecí a FAM en el prólogo el apoyo prestado.

FAM y yo éramos amigos de Facebook y, de vez en cuando, nos hacíamos algún comentario o nos dábamos un “me gusta”; todo muy correcto.
Pasó el tiempo -es lo que siempre pasa- y hete aquí que llegamos a las elecciones autonómicas madrileñas; Ayuso arrasó y en la cuenta de FAM empezaron a aparecer sesudos comentarios para deslegitimar lo que se había legitimado en las urnas. FAM venia a decir que él no tenía porqué respetar lo que habían votado los ciudadanos apelando a su falta de criterio y preparación (a la de los ciudadanos, él era doctorrr). Yo le contesté que entonces se acababa el juego democrático y que si solo se dejaba votar a los que considerábamos preparados estaríamos metiéndonos en un cenagal que era de todo menos democracia. Creo que le dejé sin argumentos y digo creo, porque me largó de su Facebook en una rabieta propia de un infante de cuatro o cinco años.
Me quedé flipado y no pude por menos que mandarle un correo apelando a su tolerancia. He aquí el resultado.

Todo un doctorrr mandándome a la mierda con la fuerza de varios fernandofernangomez juntos.

Bien. Este es mi súper gilipollassss. Dinos quién y por qué es tu súper gilipollassss favorito. Cuéntanos tu experiencia. Si quieres puedes darnos sus nombres completos y hasta enviar fotos. Entre todos los súper gilipollassss que aparezcan en nuestros comentarios el “indie” elegirá al súper súper gilipollassss y el remitente será invitado/a a un concierto con los Vinylroute al completo.

Participa, desenmascáralos, la sociedad te lo agradecerá.

3 thoughts on ““Mi súper gilipollassss favorito”
Un pingüino en mi ascensor – Supergilipollas – 2021

  1. Dadme trabajo, mandad vuestro Súpergilipollas favorito. Prometo ser justo.
    Yo de momento elijo a un tipo que un trayecto en AVE de 1 hora y cuarto, dedico 1 hora y diez minutos a demostrar a todo el vagón, mientras hablaba por teléfono a voces, lo motivado que estaba y lo gran profesional que era.

  2. Hay tantos que me cuesta elegir. Quizás aquellos súper jefes que te hicieron hasta casi de su familia y una vez te hubieron exprimido hasta dejarte sin una gota de jugo te pusieron a copiar páginas amarillas, algunos no sabrán ni que es esto, o a montar números ridículos hasta que después de 2 años no tuvieron otra que despedirme, yo no me iba a ir, y tuvieron que rascarse bien el bolsillo cuando hablando de podía haber llegado a un acuerdo, pero como dijo uno de ellos «será lo que diga un juez» y vaya si lo fue $$$$$

  3. Aun a riesgo de discrepar y siendo consciente de que puedo acabar yendo a la mierda,no pienso perder un segundo de mi existencia dando la satisfacción a alguien de creerse más de lo que su ego le reclama

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.