VinylRoute

Música e historias de vinilos

“La virginidad sí importa”
El pecado original – Varios – 1986

GRUPO: Varios
TÍTULO DEL ÁLBUM: El pecado original
AÑO: 1986

Vinylroute ha perdido la virginidad. Nos han desflorado. Hemos dejado atrás la inocencia. Hemos mordido la manzana, el fruto prohibido… En un mes, Youtube nos ha ingresado 2.37 euros. ¡Gracias suscriptores! En un par de meses que se nos den tan bien como este, tendríamos para pagar una de las camisetas que entregamos a nuestros invitados y colaboradores. Vinylroute ya forma parte de la rueda neoliberal que mueve occidente. Vinylroute ha mancillado su pureza y ahora, nos tememos, mirará el  mundo con ojos diferentes; porque es así.

Se diga lo que se diga, la virginidad no está sobrevalorada y pensamos que perderla debe ser de manera consciente, preconcebida y con quién se quiera compartir un acto tan importante. 2.37 euros, ese es el precio de nuestra virtud. Y no sé si guardaremos un buen recuerdo de tan vital acontecimiento; creo que sí. Y eso que no ha habido velas, pétalos de rosa sobre la cama ni champán. No estrenábamos ropa interior; vamos, que ni nos habíamos duchado, pero ha ocurrido y no hay testigo de fotomatón que lo certifique. Youtube ni siquiera nos ha despedido con un “ya te llamaré”. Ha ocurrido y punto y somos conscientes de que Youtube no nos va a llamar.

Perder la virginidad no está sobrevalorado. Al revés, se minusvalora.

Recuerdo que un día -un día de tantos que perezoso de llegar a la “complu” me quedaba en Moncloa- entré en el Círculo de amigos del disco (así se llamaba el establecimiento) y compré mi primer vinilo de segunda mano (más exacto sería decir de segunda aguja): El pecado original; una recopilación de maquetas de diferentes bandas. La imagen de la portada era muy potente -luego vi que la firmaba Miguel Trillo- y el texto de la contra, firmado por Jesús Ordovás, un plus para decidirme a desembolsar 550 pesetas.

Entre los temas que presentaba, el Ráfagas, el original, el de Los Bólidos. Yo ya tenía le versión de Los Secretos (hace unos años, también la grabó Cooper), pero había oído la de Madirolas y compañía y ya, solo por ese motivo, el vinilo merecía la pena. A los Nikis, Gabinete Caligari, El aviador DRO y Parálisis permanente los conocía, pero descubrí a Las Chinas y su fabuloso 23 de enero.

Cuando llegué a casa y puse el disco en el Bettor-Dual de mi padre, flipé en colores; para ser maquetas sonaban de lujo. Desde entonces, Los Bólidos, a pesar de su escasísima producción, me han acompañado, igual que Las Chinas y, por supuesto, Parálisis y Los Nikis. He de decir que el Mi chica se ha ido a Katmandú y Rumbo a Manhattan de estos primerizos “ramones de Algete” siempre han estado en las recopilaciones que he hecho y repartido… ¡cuántas cintas habré grabado para epatar a las chicas que se cruzaban en mi vida!

Si a lo de Youtube y el Pecado original, sumamos mi primera experiencia sexual plena, he perdido la virginidad tres veces. Por ahora, de ninguna me arrepiento y espero que mis siguientes pérdidas sean, como mínimo, igual de satisfactorias.

¿Me llamará Youtube?

One thought on ““La virginidad sí importa”
El pecado original – Varios – 1986

  1. Buenísima la crónica. Me ha encantado y me gustan muchos de los que se nombran, pero precisamente a Las Chinas, no las conozco (vosotros si sabéis ya de mi incultura musical, aunque me encante la música)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.