VinylRoute

Música e historias de vinilos

«El Corresponsal Indie»
Concierto Beck. La Riviera. 8 de junio 2022.

GRUPO: Beck + Hinds
LOCAL: Sala La Riviera
FECHA: 8 de junio de 2022

Un genio viene a verme

Me temía que, como suele ser habitual cuando VinylRoute me manda a cubrir algún evento, algo iba a ir mal. Salí del metro en la Plaza de Isabel II y miré al cielo, estaba nublado, pero sin amenazar tormenta y el calor estaba bajo control, parecía que el parte meteorológico no representaba un peligro, después de sufrir el calor del Tomavistas, lo agradecí, pero mi sentido arácnido se puso alerta, no fuera a ser que las posibles desgracias vinieran en forma de robo, lesión o intoxicación.

Los conciertos en La Riviera se empiezan con cerveza y se terminan como se puede. Esta vez visita al Extremeño para aclarar gargantas. Una mujer monta un espectáculo reclamando a una clienta una antigua deuda de 10 euros, el resto de los parroquianos nos miramos estupefactos, la señora no parece estar en sus cabales. Alguno achaca la locura al calor, me apunto mentalmente no pasar por aquí a mediados de julio, no vaya a ser que tenga que satisfacer deudas imaginarias.

El concierto de hoy es en horario infantil (al menos esa es la primera impresión), apertura de puertas a las 7.30, teórico comienzo a las 8 de la tarde (hora de merienda tardía en media España), no tenemos información de que haya telonero, así que, a las 8 nos presentamos en la puerta. Saco mi identificación de VinylRoute y el puerta me dice que me deje de hostias y le enseñe la entrada, se la enseño y entro con la cabeza gacha.

Nos recibe un aire acondicionado huracanado, esta vez La Riviera no va a ser sauna turca y sala de conciertos, me entristezco durante unos segundos, se me pasa con la primera cerveza.

Poco más tarde de las 8 salen al escenario cuatro chicas, ¡Son las Hinds! Se presentan y comienzan a demostrar un desparpajo enorme. Incluyen en su repertorio una versión del Spanish Bombs de The Clash y su primera canción compuesta completamente en castellano.

Cumplen de sobra con lo que se espera de un buen telonero, presentar algunos de sus mejores temas, dar un buen espectáculo y calentar al público para el artista principal. Derrochan simpatía, buen rollo y buena música.

A las 9.30 hace entrada en escena Beck.

Para los que no le conozcan, Beck es una especie de genio indie. Ha hecho suyos multitud de estilos y con cada nuevo disco (ya son doce) sorprende con un nuevo giro en sus composiciones que picotean de todo lo mejor de la música americana.

El concierto fue un reflejo de esa carrera y de los muchos estilos que ataca con acierto.

Concierto con urgencia a lo Ramones, las canciones una detrás de otra, sin momento para recuperar el aliento, salvo un par de intervenciones de Beck para agradecer al público su asistencia y para recordar un anterior concierto suyo en La Riviera.

Durante hora y media Beck se convirtió en múltiples personajes, fue James Brown, fue los Bestie Boys, fue Prince, fue David Bowie, fue Cheap Trick, pero sobre todo, fue Beck, desplegando canciones que iban desde el country folk, a la electrónica de baile, pasando por el reggae, el funk, el rock y el pop.

Toca todos los palos y en todos destaca. Con un sonido arrollador y una banda super efectiva se ganó al público desde el principio y nos concedió uno de esos conciertos que no se olvidan, mayúsculo. Disfrutamos como enanos, saltando a pesar de los muchos kilos, los muchos años y las múltiples lesiones musculares y articulares, el público se está haciendo mayor, quizás porque los precios de los conciertos está tan disparados como la inflación y muchos jóvenes no se lo pueden permitir.

Al final nos quedó una reflexión, los conciertos son superiores a los festivales. En unos prima la cantidad, muchos artistas, mucho dinero, mucho tiempo; mientras que en los otros, si tienes suerte, prima la calidad, los músicos tocan todo su repertorio, lo tocan para un público que es realmente el suyo y el producto final es más satisfactorio para ambas partes. Por poner un ejemplo cercano a VinylRoute, mandé a los Corresponsales Aliento de Caniche Dj’s a que hicieran una crónica del Primavera Sound en Barcelona. Seis días después de volver del festival, no han sido capaces de enviar su crónica, están ingresados en el Hospital del Niño Jesús con síntomas de lipotimia, cefalea y rinitis alérgica.

Esperemos que, de forma irónica, los festivales no acaben con la música y con nuestros corresponsales, incluso antes de estrenarse.

 

 

3 thoughts on “«El Corresponsal Indie»
Concierto Beck. La Riviera. 8 de junio 2022.

  1. Debimos ver teloneros distintos… Yo sufrí a cuatro chicas con unos conocimientos muy limitados de sus instrumentos, haciendo una especie de pseudo-música estridente aderezada, para más inri, con comentarios infantiloides entre tortura y tortura. En fin, todo muy homogéneo. Objetivamente malas. Muy malas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.