VinylRoute

Música e historias de vinilos

“Discos que nos hicieron sufrir (Entrega 3)”
Jesulín de Ubrique – Jesulín – 1996

GRUPO: Jesulín de Ubrique
TÍTULO DEL ÁLBUM: Jesulín
AÑO: 1996

Discos que nos hicieron sufrir (Entrega 3)

Nunca llegué a entender el fenómeno fan alrededor de Jesulín de Ubrique. Me sonaba a rancio, algo que enlazaba con tiempos pasados y no necesariamente mejores.

No soy un experto en erótica, pero, pudiendo entender que alguien se sienta atraído por un torero atractivo que se juega la vida embutido en un traje ajustado que no deja, en lo referente al tamaño, peso y forma de los atributos masculinos, nada a la imaginación; no entiendo que esa erótica la despertara un tipo algo simple, algo desgarbado, no especialmente guapo, no especialmente buen torero, difícil de entender en el lenguaje oral, imagino que también en el escrito.

Pues resulta que, por diversos factores, ignotos para mí, Jesús Janeiro se convirtió en un mito erótico que llenaba plazas exclusivamente con mujeres, algunas de las cuales lanzaban todo tipo de prendas interiores al diestro. Tantas recogió que podría haber abierto un Primark.

En esa vorágine de fama, bragas y corridas (dejo libre la imaginación de cada uno para que catalogue si de uno u otro tipo) a algún iluminado de la industria musical de nuestro país se le ocurrió que Jesulín era el tipo ideal para sacar un disco. Los músicos profesionales, más entonces que ahora, han tenido que sufrir el intrusismo por parte de famosos, podemos recordar por ejemplo el “A dos centímetros escasos de tu boca” de Jesús Vázquez, las periódicas amenazas a nuestros oídos y a las buenas costumbres de Leticia Sabater (La Salchipapa, la Bananakiki o El Polvorrón) o al cubano Dinio y su “Hasiendo el amor”.

Si no puedes presentarte voluntario en un hospital para operar a corazón abierto si no eres médico, o defender a alguien en un juicio sin ser abogado, o traducir sin conocimientos de otro idioma (ahí tengo que decir que el traductor de lenguaje de signos del funeral de Nelson Mandela me quita la razón), por qué la gente famosa piensa que tiene un artista dentro que se va a sobreponer a la falta de conocimientos, cultura, gusto y técnica musicales para sacar una obra maestra.

Lo que ocurre cuando no tienes ni puta idea de música es lo que pasa si vas a operar sin conocimientos (el paciente se queda muñeco), si vas de Perry Mason sin haber aprobado Civil de primero (beca del Ministerio del Interior para tu defendido), o si traduces sin tener ni papa (la traducción del funeral de Nelson Mandela). En definitiva, te sale un cagarro del tamaño del Teide, magnificado además por la fama del cantante, no en vano este engendro de hoy fue disco de oro.

Contaba Jesulín hace tiempo que tuvo que pagar 50 millones de pesetas del año 1995 (muchos euros) para anular la gira que le había montado la discográfica. Al menos, se dio cuenta, lo mismo que con Belén Esteban, que ese no era su rollo y que le perjudicaba más de lo que le beneficiaba.

Habría agradecido que antes de empezar su corta carrera musical hubiera pensado en los demás, no nos merecíamos “toa” esta maldición que nos trajo en forma de canciones.

One thought on ““Discos que nos hicieron sufrir (Entrega 3)”
Jesulín de Ubrique – Jesulín – 1996

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.