VinylRoute

Música e historias de vinilos

Concierto – Louis Tomlinson – Festival Away From Home
«La Corresponsal Pop»

ARTISTA: Louis Tomlinson
FECHA: 27/08/2022
LUGAR: Festival Away From Home (Málaga)

Louis Tomlinson realizaba el 27 de agosto el festival Away From Home en Málaga, Fuengirola. Tras su pasada edición en Londres, teníamos claro que esta cita anual no nos la podíamos perder. Meses antes salieron las entradas, y la aventura ya parecía prometer pues tuvimos errores en la compra y en lugar de cuatro, obtuvimos 8 entradas. El problema se solucionó tan solo un par de horas después.

Según se iba acercando la fecha, los rumores de que la gente iba a acampar días antes se hacían cada vez más fuertes. Nosotras, precavidas, teníamos la idea de ir con bastantes días de antelación, concretamente el lunes 22 de agosto, 5 días antes del festival. Lo que no teníamos muy claro era a partir de qué día empezaríamos a hacer cola. El viernes 20 de agosto, un mensaje por el grupo nos alertó: ya había un total de 15 personas acampando. Nosotras, que ya llevamos unos cuantos años en este mundillo sabíamos que el rumor iba a correr como chispas y que, claramente, mucha más gente se presentaría en el lugar durante las próximas horas. Por eso y de locura, decidimos irnos a Málaga la noche del domingo, sin apartamento y sin ningún tipo de plan pensado, con un colchón en mano (literalmente), el coche y las maletas.

En nuestro viaje a Málaga ya comenzaron a sucedernos cosas bastante surrealistas, empezando por el hecho de que a la 1 de la mañana en mitad de una gasolinera de Jaén, nos encontramos con Lucas, el mítico cantante español de Andy y Lucas. Mi amiga Celia después de este hecho exclamó: “el próximo es Louis Tomlinson” y, no quiero adelantar nada, pero Celia tendría mucha razón.

Llegamos al recinto del “Marenostrum” donde en principio se estaba realizando la cola para el concierto y, sorpresa, a las 3 de la mañana no había nadie. 40 minutos después, encontramos a la gente en tiendas de campaña (obviamente durmiendo), en un parque un tanto alejado del recinto. De la forma más silenciosa posible hinchamos nuestro colchón, abrimos nuestras sillas y nos dormimos, a las 5 de la mañana. Irnos el domingo en lugar del lunes fue la mejor decisión que pudimos tomar ya que al llegar de madrugada, ya había un total de 30 personas en la cola, y a la mañana siguiente cerca de 60.

Los siguientes días se resumen en organización, comidas chapuceras, muchas risas, música y también mucho cansancio. La acampada no se nos hizo realmente dura ya que además de ser varias en el grupo y turnarnos por horas, el ayuntamiento de Fuengirola implantó, duchas, baños y cargadores, junto con una caseta para dejar nuestras pertenencias, algo que no había pasado con anterioridad en ningún concierto.

Parece que nuestro viaje se resumió en dormir en la calle, pero, eso no es cierto, ya que nos dio tiempo a ir a la playa, ponernos morenas e incluso, salir de fiesta con unos guiris bastante majos con los que acabamos cantando canciones de One Direction a las 3 de la mañana.

El primer día clave para nosotras fue el viernes 26 de agosto, un día antes del festival. Yo honestamente, estaba bastante cansada de la acampada y a esto hay que sumarle que un par de días antes estuve vomitando. Por este motivo, decidimos que ese día lo íbamos a dedicar a la playa y a descansar, pero nuestros planes fueron trastocados. Nuestras amigas Andrea y Yaiza llegaban a Málaga esa tarde y a Sheila se le ocurrió la idea de irlas a buscar al aeropuerto. De camino al aeropuerto a las 5 de la tarde Andrea nos comentó: venid rápido, hay un señor con un cartel que tiene las siglas del festival. Nosotras, nerviosísimas llegamos al lugar. La suerte estaba de nuestro lado, podían aparecer por la puerta, músicos, parte del equipo o cualquier otro cantante del festival, pero no, dos segurata cruzaron nuestra visión y segundos más tarde Louis Tomlinson aparecía por la puerta de salida, camuflado con gafas de sol y directo hacia nosotras. Su simpatía le caracterizó en ese momento, sin pedírselo exclamó: hola os parece que nos hagamos una foto grupal. Nosotras, asimilando todo lo que estaba ocurriendo simplemente dijimos: sí sí, gracias. Nos hicimos la foto, nos deseó lo mejor en el festival y se fue. 12 años después le habíamos conocido. Me ahorraré los minutos consiguientes a este momento.

Después de esto, teníamos que volver a hacer acto de presencia en la cola de la acampada. Las cinco, asimilando en el coche lo que había pasado teníamos ahora un problema bastante serio, pues nadie sabía que Louis estaba en España, la foto no se había difundido y nosotras no podíamos disimular nuestra alegría.

Finalmente volvimos a la cola y como era de esperar, la foto se difundió. Ese hecho fue bastante estresante para mí y creo que para mis amigas también pues había gente que se alegraba por nosotras y otras no tanto. Con más de 1000 personas en la cola y a tan solo un día del festival me sentí muy observada.

Llega el día del festival, abren las puertas a las 4 de la tarde y siendo del 30 al 40 en nuestro grupo, conseguimos estar en primera fila. Tanto los de seguridad, los de Marenostrum y hasta el propio equipo del cantante sabían que había gente acampando y por ello, nos hicieron entrar de uno en uno para evitar problemas y no perder nuestro sitio. Sin asimilar lo que había pasado el día anterior el festival dio comienzo. 7 horas donde no podíamos movernos de nuestro sitio ya que Louis salía el último a las 11 de la noche. El calor sofocante de Málaga no fue mucho problema ya que el equipo de Louis proporcionó agua gratis y manguerazos cada dos minutos. A esto hay que sumarle que, mientras nosotras estábamos en el festival, se filtró por Twitter imágenes de Louis saliendo de su hotel, hecho que será de especial importancia más adelante.

Llegó el esperado momento y Louis salió a escena. Una hora y cuarto disfrutando de un concierto increíble, con fuegos artificiales y momentos increíbles. La espera mereció la pena y disfrutamos de una puesta en escena bastante sorprendente. Una vez finalizado el festival y de camino al apartamento dispuestas a descansar, a Celia y a mí se nos ocurrió la maravillosa idea de acercarnos al hotel simplemente para dar una vuelta ya que se encontraba a tan solo 7 minutos en coche de nuestra ubicación.

Como era de esperar todo el grupo aprobó nuestra idea y nos presentamos en el lugar minutos después. Exactamente de madrugada los vimos a todos, a Louis, a los músicos y a su equipo. Nosotras por no molestar ni siquiera saludamos y ellos, con toda la simpatía del mundo se pusieron a charlar como si nos conociesen de toda la vida. Después de unos minutos se despidieron con un “nos vemos mañana” y nosotras como era de esperar, sin apenas dormir y después de escuchar esa frase, nos presentamos al día siguiente.

Llegamos a las 11 y no había nadie. Según iba pasando la mañana, la cosa pintaba mal, cada vez más gente se presentaba en el hotel y en consecuencia había menos posibilidades de ver a Louis. A las 4 de la tarde una furgoneta se planta justo en la puerta de salida del hotel y pensamos al instante: sale directo, no se va a parar. Por ello, con toda la calma del mundo decidimos probar suerte, nos sentamos y le dejamos un sitio preparado a Louis para cuando saliese. Ahora solo quedaba esperar y ver qué decisión tomaba, si quería hacerse una foto o no.

Como ocurrió durante todo el viaje, la suerte estaba de nuestro lado. Louis salió por el lado contrario donde se encontraba la furgoneta (y donde estábamos nosotras), nos saludó, se rio y exclamó: “estáis listas, supongo que me tengo que sentar ahí”. Se sentó, rodeado de fans, se hizo la foto y se fue. Otro ejemplo más de la simpatía que tanto le caracteriza. Después de conocerle pusimos rumbo de vuelta a Madrid, asimilando el viaje, sin apenas dormir, pero siendo las personas más felices del mundo.

Sin duda, una experiencia que no podremos olvidar y planeando ya las aventuras que nos esperan en cuanto el tour del nuevo disco sea anunciado. Una semana intensa, pero muy divertida e inolvidable donde conocimos a gente increíble.

Irina Avilés (Corresponsal Pop)

5 thoughts on “Concierto – Louis Tomlinson – Festival Away From Home
«La Corresponsal Pop»

  1. Qué maravillosa experiencia, Irina!! Qué suerte la vuestra y qué bien has transmitido el subidón de ver a Louis Tomlinson en vivo..me alegro mucho por vosotras 🙂 lo recordarás siempre ya

  2. fue una gran experiencia, acampar allí fue una de las mejores decisiones de mi vida, he conocido a gente maravillosa y de todas las partes del mundo, el mejor recuerdo que voy a tener, ojalá volver mil veces

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.