VinylRoute

Música e historias de vinilos

“El susurrador y la new girl por Brian Wilson”
She & him – Melt away: a tribute to Brian Wilson – 2022

GRUPO: She & him
TÍTULO DEL ÁLBUM: Melt away: a tribute to Brian Wilson
AÑO: 2022

Friends me dejó huérfano. Con el fin de la sit com por excelencia, no tenía una serie que echarme a los ojos. Lo intenté con Cómo conocí a vuestra madre, pero salvo el personaje de Barney y la belleza de la que terminaría siendo “chica Marvel”, la serie nunca me entusiasmo. Eso sí, hay cosas peores. Hace unos días, me puse el primer capítulo de Cómo conocí a vuestro padre y no duré ni ocho minutos… ¡Qué cosa más mala!

Así que andaba yo desconectado de la tele cuando, por casualidad, caí en un canal en la que una actriz de grandes ojos claros remarcados por unas gafas de pasta y cara simpatiquísima captó mi atención. Se trataba de New girl, una sitcom nacida con el fin de la primera década del siglo XXI que traía a escena a una chica, Jess, compartiendo piso con tres chicos. Le di una oportunidad y mereció la pena. Ocho temporadas después, si me dieran a elegir, después de Friends, elegiría New girl.

Con los créditos me enteré que la protagonista se llamaba Zooey Deschanel, que era hermana de la protagonista de Bones -otra gran serie- y que, casi a escondidas, componía y cantaba sus propias canciones.

En ese momento -no tiene nada que ver, a priori, con lo que cuento-, yo ya disfrutaba de dos discos de M. Ward; un tipo que interpreta, compone y produce de forma peculiar, con gran personalidad. Ward no canta. Ward susurra, casi agoniza, pero, a mi entender, es un genio. Reside en Portland y quién me iba a decir a mí que coincidiría con la angelina Zooey en un rodaje y comenzarían una fructífera relación musical.

Bajo el nombre de She & him y con un trasiego por la red, de Portland a Los Ángeles, Deschanel y Ward intercambiaban gustos y canciones que cristalizaron en Volume 1. El binomio que formaban me encanto y media docena de discos después les perdí la pista.

Hace unos días, brujuleando por la sección de discos de El Corte Inglés (¡patrocinio YA!), llamó mi atención, por la estética de la carpeta, un disco. Me acerqué, lo cogí y me regocijé. Se trataba de la última aventura musical de la pareja. Para colmo, era un tributo a Brian Wilson, sí, el de los Beach Boys. Pagué y me fui a mi casa a descubrir lo que el vinilo escondía… ¡Maravilla! 14 temas de Wilson revisitados por She & him; con la angelical voz de la angelina y la agonizante del susurrador y su particularísima visión de entender la producción.

Me parece un discazo. Más que recomendable. A lo clásico, las canciones del “chico de la playa”, se une la frescura tintada de añoranza y futuro de She & him.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.