VinylRoute

Música e historias de vinilos

«El Corresponsal Indie»
La Casa Azul – La Revolución Sexual – 2007

GRUPO: La Casa Azul
TÍTULO DEL ÁLBUM: La Revolución Sexual
AÑO: 2007

 

Este año me está costando empezar el curso. Creo que volver a poner en práctica mis grandes habilidades manuales en la obra de las oficinas de VinylRoute ha atrofiado parcialmente mi gran talento para la escritura creativa. Me salen obras estructuralmente perfectas, pero sin alma, así que, tacho y vuelvo a empezar. Llevo ya dos historias tachadas y esto no parece tener fin.

Ya no tengo cerca a Boris, a Teo o a Pablo para que me sirvan de fuente de inspiración, tengo que buscarme nuevos amigos o rastrear la actualidad buscando temas y/o personajes con los que poder construir nuevos relatos.

Comienzo mi búsqueda con el Financial Times, parece que la sucesora de Boris está muy cerca de convertirse por derecho propio en la peor Primera Ministra de la historia del Reino Unido adelantando a Boris por la derecha. Anuncia una bajada de impuestos que convierte a la libra en el nuevo bolívar y deja a los fondos de pensiones privados al borde de la bancarrota. No le veo al personaje mucho encanto ni posibilidades. Busco otro.

Abro La Razón, parece que Irene Montero, Pablo Iglesias y Yolanda Díaz están intentando convertir España en un soviet de Petrogrado, pero sin frío. No deben haberse enterado en La Razón de lo que ha provocado la bajada de impuestos en el Reino Unido, pues aplauden alborozados la desaparición del impuesto del patrimonio en Andalucía y critican el anunciado impuesto a las grandes fortunas. Es difícil ser más exagerado e hiperbólico de lo que ya es la prensa de derechas con los dirigentes de izquierda españoles, así que, desecho la posibilidad de utilizarles como protagonistas de mis historias.

Paso a la prensa seria, comienzo por Pronto, el protagonismo es de Tamara Falcó, Marquesa de Griñón, al parecer, anunció que se casaba para, al día siguiente, anunciar que ya no. Su prometido había tenido un acceso carnal con otra mujer. Algunos vaticinan que a pesar de todo se acabarán casando por la penita que el prenda le da a la marquesa.

Sigo con Hola, además de las insulsas noticias sobre casas reales, Tamara domina el cotarro, habla desde un congreso sobre familias de la que fue conferenciante. Allí se descuelga con un “no me cabe por la cabeza lo que ha sucedido, pero creo que también él y todos los que están perdidos en las sombras merecen conocer la verdad y el amor de Dios.” ¡Hostias! Ha pasado de estar saliendo con un tío y preparar su boda, a mandarlo al purgatorio sin pasar por la casilla de salida. En misa le deben dar mandanga de la buena.

Veo alguna de sus intervenciones en televisión y no acabo de creérmelo, parece una de las integrantes de Los Happiness, ese grupo ficticio de principios de los dosmil que amaba a Laura pero que la esperará hasta el matrimonio, una sátira a los movimientos en defensa de la familia tradicional. Ahí está Tamara sin mérito conocido, con un discurso bonachón pero carca, desde el pedestal que te da eso que se conoce como ser de “buena familia” y que en realidad, significa tener más dinero que varios países pequeños gracias a sustanciosas herencias.

Hablar del “Amo a Laura” me sirve para introducir a su autor, el barcelonés Guille Milkyway y que desde 1997 es el factótum del grupo La Casa Azul. Curiosamente la Casa Azul se ha convertido en uno de los grupos favoritos de mi hijo, así que, voy a hablar de uno de sus discos, La Revolución Sexual de 2007. Curiosamente la canción más destacada de este disco sería la canción que le da título y con el que la Casa Azul (convertida en una especie de Gorillaz español) se presentó a la competición para elegir la canción que representaría a España en 2008 en el festival de Eurovisión. Contra todo pronóstico en lugar de elegir este hitazo, el público decidió hacer una cachondada y eligió a Rodolfo Chikilicuatre y su “Baila el Chiki-chiki”. Esto, que desesperaría al más tibio no tumbó a Guille y ha seguido ofreciéndonos canciones de un pop electrónico luminoso donde contrastan las melodías brillantes con letras más sombrías alrededor del amor, la amistad, la felicidad, la ira y el fracaso.

Haced caso de mi hijo y poneos en los cascos La Casa Azul, con el volumen máximo que aguanten vuestro oído interno, así, a lo mejor, nos olvidamos de lo mal que pasa Tamara y no sufrimos por ella.

One thought on “«El Corresponsal Indie»
La Casa Azul – La Revolución Sexual – 2007

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *