VinylRoute

Música e historias de vinilos

“Para los amantes del power pop”
Mamá – Nada más – 1997

GRUPO: Mamá
TÍTULO DEL ÁLBUM: Nada más
AÑO: 1997

Fue una noche memorable. Nunca había tenido oportunidad de ver a Mamá en directo. Por cuestiones de edad llegué tarde a su eclosión en los albores de los 80. Poco después, disolución del grupo y tras un EP y dos LPs para la historia del pop español.

Quince años más tarde, en la mítica sala El Sol, nos dimos cita 300 incondicionales deseosos de ver a Mamá para grabar un disco en directo.

El concierto no pudo empezar mejor. Enrique Urquijo, amigo de la banda y de José María Granados, abrió las colaboraciones con la ya por entonces legendaria Hora punta en el metro.

Los pelos como escarpias. La conjunción de las voces de Granados y Urquijo se nos quedó grabada a los presentes que, además, fuimos protagonistas coreando el tema. Pasado un tiempo –la primera vez que le entrevisté-, le pregunté a Granados qué sintió al ver que después de tantos años el público se arrancaba y cantaba la canción completa sin saltarse una coma. Me aclaró que ese emotivo momento no fue buscado si no producto de un fallo técnico que hubo que rellenar con las voces del respetable. Fuera como fuese, la canción sigue obrando milagros sobre el vello de los escuchantes.

Para no dejar duda de la apuesta guitarrera de Manolo Mené, el segundo tema que sonó fue un potentísimo Callejear que marcó el tono de todo el concierto: power pop en estado puro; hasta Granados se calzó la guitarra eléctrica para la ocasión; algo, desde entonces, poco habitual en él.

Las canciones siguieron sonando alternándose los temas míticos de la banda con otros que solo habían quedado registrados en maquetas, como la impagable El taxi blanco, el Vete que grabaran Los Limones o el Nuevo color, para la que se fijaron en la maqueta para el segundo LP y no en la cagada de chin-chin-pum Cobos que fue la que finalmente se editó en el vinilo. Para mí, este último tema, y ya sabemos eso de los gustos y los colores, un icono del pop en castellano.

Asimismo, aparecen dos temas nuevos, Despeinada, de Granados, y Juguetes rotos, de Mené y Rodríguez.

Por si fuera poco, en el apartado de colaboraciones, Jaime de los Sexy Sadie se hizo el Chica cruel y Cristina Llanos de Dover el Ya no volverás, imprimiéndole una fuerza que hizo vibrar a los presentes y, ahora, a los que se ponen el cd (pocos discos se merecen más que éste una reedición en vinilo).

Cerraron la noche (se grabó en dos días, 22 23 de diciembre de 1996), tras el Nada más, Regresas a casa a las diez y Escóndete, con una acertadísima adaptación del propio Granados del Like a Rolling Stone de Dylan, titulado Cómo lo ves que desde entonces ha cerrado más de un concierto tras la nueva reunión de los Mamá ya en el presente siglo.

Fuerza, buenos temas y muchas ganas de reencontrarse con su público, podía ser el resumen de este disco. Una cita memorable que no ha envejecido y que como parte de la carrera de Granados nos ayudó a decidirnos para mover el tributo que los amigos de VinylRoute han rendido a este gran músico.

Tributo del que esta semana iréis teniendo noticias y que desembocará en la presentación del mismo, este viernes en la sala Rockville con más de una, de dos y de tres grandes sorpresas. Los que hayan conseguido entrada (como a mí me ocurrió para la grabación del disco de esta crónica) podrán decir aquello de: yo estuve allí.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *