VinylRoute

Música e historias de vinilos

«El Corresponsal Indie»
The Smiths – Meat is Murder – 1985

GRUPO: The Smiths
TÍTULO DEL ÁLBUM: Meat is Murder
AÑO: 1985

Ochenta, la década de yo estuve ahí

“Indie, esta semana hay que sacar crónicas de los ochenta” me dice el gerifalte murciano. Le miro y mientras tanto en mi cerebro un anciano bibliotecario con achaques intenta buscar referencias de algún grupo que se llame “Los Ochenta”, se atasca en la estantería donde están los recuerdos de “Con ocho basta”, serie mítica que trataba de explicar las desventajas de las familias numerosas. Para salir del atasco le digo que no me suena ese grupo, que si me puede tararear una canción. “Joder, me refiero a grupos de la década de los ochenta. Esta semana sale el disco homenaje a José María Granados y hay que centrar toda nuestra artillería creativa en esa época.

Comienzo a proponer nombres. Sonic Youth. “Ya estás tocando los cojones con grupos raros. No”. Los Pixies. “Ya te dejamos sacarles una vez.” The Jesus and Mary Chain. “¿Esos quién son?” “Los Yisus” respondo, “el grupo de los hermanos Reid, donde empezó tocando la batería Bobby Gillespie antes de fundar Primal Scream”. “Vamos a ver, ¿Son de la movida madrileña?”, me pregunta retóricamente el gerifalte del batín de seda. “No, son escoceses”, respondo. “No queremos que escribas nada que no tenga ninguna relación con la movida madrileña. Céntrate un poco, que desde que te dio por el milenarismo nuclear pareces otra persona y encima, peor”,

“¿Y si escribo de The Smiths?”. “¿Qué cojones tendrán que ver The Smiths con la movida?” me espeta el gerifalte murciano. “Bueno, quizás el concierto más mítico que ocurrió en esa época lo dieron ellos en el Parque del Oeste, en el Paseo de Camoens. Hablan de trescientas mil personas según la policía municipal y quinientas mil según los organizadores”. “¿Quién lo organizó?” pregunta el gerifalte murciano. “El ayuntamiento, eran las fiestas de San Isidro de 1985, seguro que muchos de los protagonistas de la movida lo vieron. Estuvo hasta el Verdadero Indie, o eso dice él, a veces hay que poner lo que dice en cuarentena. También dice que estaba en Lisboa cuando la Revolución de los Claveles, en el Calderón en el 82 en el concierto de la lluvia de los Rolling, que entró en La Habana el 1 de enero del 59 con Fidel y que le pasó la bandera a Neil Armstrong para que la clavara en la superficie de la Luna”.

“Eso nos vale, no vamos a sacar mucho más de ti” sentencia cansado el gerifalte del batín de seda.

The Smiths fue uno de los grupos que han dejado huella indeleble en la música popular. Liderados por el carismático y polémico Morrisey a la voz y el genial Johnny Marr a la guitarra su carrera duró solamente cinco años, los que van desde 1982 a 1987, grabaron cuatro discos en poco más de tres años y se separaron por la mala relación entre los dos líderes, pero han dejado grandes canciones, un estilo incomparable definido por la forma tan peculiar de tocar la guitarra de Marr y las melodías compuestas  por él, y, por otra parte, la voz y el fraseo tan personal de Morrisey y sus letras entre poéticas y enigmáticas.

Podría elegir cualquiera de los cuatro álbumes del grupo, cualquiera de ellos merecen pasar a la historia, hay debate entre los que opinan que el mejor es el primero, que se denomina como el grupo o los que defienden apasionadamente que el tercero “The Queen is Dead” es el mejor. Yo no me posiciono en ese debate y hablaré de “Meat is Murder” el disco que acababan de sacar antes de aquel multitudinario concierto en Madrid.

Fue su segundo álbum de estudio y el primero en el que deciden hacerse cargo ellos mismos de la producción, después de no haber quedado muy satisfechos del sonido de su disco de debut. Las canciones más destacadas son, “Meat is Murder” donde Morrisey, vegetariano militante, hace un alegato en contra del consumo de carne, “Headmaster Ritual” en la que se posicionan contra los castigos corporales en la escuela y el sistema educativo británico, represor de la creatividad y la individualidad; la última a destacar solamente se incluyó en el disco editado en Estados Unidos y posteriormente en reediciones pero es el aviso de los que estaba a punto de llegar, “How Soon is Now” es el anuncio de que The Smiths tenían dentro una obra tan apabullante como “The Queen is Dead”.

Como el concierto se retransmitió en RTVE todavía se puede ver y escuchar en youtube, una vez lo veáis ya podréis decir eso de “yo estuve ahí”. Además, os haréis la pregunta de por qué esto se podía hacer hace 40 años, es decir, montar unas fiestas con música a lo grande (además de The Smiths en esas fiestas, entre otros, tocaron Barón Rojo, Desperados, Joaquín Sabina, Loquillo y los Trogloditas, Burning, Gabinete Caligari, Luz Casal, Radio Futura, Los Elegantes y Alarma) y que la televisión dedicara dos horas de su programación para emitir el concierto en directo y la entrevista que habían grabado a Morrisey y Marr. ¿Qué ha pasado para que ahora apenas la música tenga hueco en la televisión?

El viernes los que vengáis al concierto, además de poder decir «yo estuve ahí», podéis aprovechar para decir a los gerifaltes que ya va siendo hora de VinylRouteTV. Me pido chica del tiempo.

One thought on “«El Corresponsal Indie»
The Smiths – Meat is Murder – 1985

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *