VinylRoute

Música e historias de vinilos

“Rebelde con varias causas pendientes”
Los Rebeldes – Más allá del bien y del mal – 1988

GRUPO: Los Rebeldes
TÍTULO DEL ÁLBUM: Más allá del bien y del mal
AÑO: 1988

Hay veces en la vida de un hombre que este debe pararse a pensar hacia dónde y con quién va.

Yo voy directo hacia una hipoteca, una relación monógama y, posiblemente, hijos e hijas y, puede, que hasta perro. A continuación a un divorcio de mutuo acuerdo que en cuanto entren en la partida los abogados terminará en juicio a brazo partido para ver quién se hace cargo de la hipoteca, de los hijos e hijas y hasta del perro.

No. No quiero.

No quiero una casa con jardín, no quiero al despertarme ver a la misma persona todos los días y no quiero hijos e hijas a los que arruinarles la vida. Tampoco quiero un perro que me ladre. No quiero abogados, jueces ni sentencias.
Si dejo volar mi imaginación, me veo en el sur. A pie de playa. Con una birra en una mano y un truja en la otra.

Me veo viajando en una Harley Davidson (con ruedines porque si no me mato), un viejo casco de las tropas alemanas de la Segunda Guerra Mundial con melena incorporada, chupa de cuero y las gafas de Terminator. Me veo con un tejano roto por el uso, no de fábrica, una cadena para sujetar mi cartera, y una camiseta negra con una gran calavera blanca.

Les podrá gustar o no, pero es así como me sueño.

Me veo llegando a ese bar a pie de playa. Descabalgando de mi Harley (con ruedines), dejando la chupa sobre el asiento, quitándome el casco (con melena incorporada),encajándolo sobre el manillar y pidiendo una birra helada. A continuación, saco el paquete de Kruger, enciendo un piti pal pecho y miro hacia el mar… ¡¿Qué no es cojonuda la imagen?!

El sol del atardecer recorta mi imagen. ¡Épico!

Andando con las sandalias en la mano por la orilla del mar, se acercan dos jóvenes. Me miran, sonríen. Las miro. No sonrió porque no sé, pero alzo mis cejas en un gesto de reconocimiento. Vienen hacia el garito. Pasan a mi lado. Huelen muy bien: a aftersun y sal. Piden dos birras y como yo, se disponen a despedir al sol. Ahora somos tres las figuras que se recortan contra ese sol que está a punto de desaparecer.

Apuramos nuestras cervezas. Y con un gesto (no sé sonreír, pero gesticulando soy muy bueno) las indico que voy a sacar tercios para todos. Me lo agradecen con una sonrisa. Ellas sí saben sonreír y ¡cómo lo hacen! Me tienen cautivado.

Entro al garito, hago el pedido y le digo a la camarera si me puede poner el Más allá del bien y del mal de Los Rebeldes. Asiente. Ella también sabe sonreír.

Vuelvo a la playa, no hay más de metro y medio desde la puerta del bar. El sol ha caído. Chocamos nuestras botellas, bebemos y tarareamos Mediterráneo. Mi pie marca el ritmo. Ellas, directamente, se sueltan y empiezan a girar sobre si misma acallando con sus voces la de Carlos Segarra. Cada una me coge de una mano y me invitan a moverme con ellas. Las olas se acompasan con la canción y con nuestros corazones.

A pesar de que ha anochecido, el calor aprieta. Las risas saben a cerveza, la cerveza sabe a mar y el mar nos invita a aliviar el calor.

Nos desnudamos en la orilla, sin vergüenza, sin miradas lascivas y suena Huesos blandos, carnes duras. Volvemos a brindar ya mecidos por las aguas del mar. Es el turno de Bajo la luz de la Luna, la más lenta del disco. Una de ellas, me besa y sonríe. La otra, suelta una carcajada y repite el beso de su amiga, pero aún más largo. Los tres cuerpos se funden, ahora recortados por la Luna…

Bueno. Yo me veo así. Y podría seguir enhebrando más historias con las chicas de la playa, pero me ha encargado mi novia que entre en el comparador de hipotecas para ir haciéndonos una idea. De paso y por si acaso, voy a ver si encuentro a través del Facebook a un viejo amigo del colegio que al parecer es muy buen abogado divorcista. No sé, por si acaso.

One thought on ““Rebelde con varias causas pendientes”
Los Rebeldes – Más allá del bien y del mal – 1988

  1. Todavía estás a tiempo de no entrar en el comparador de hipotecas… Vamos!!!!
    Lo que sueñas si te empeñas puedes conseguirlo.
    Se me ocurre que empieces llevando siempre encima el vinilo de los rebeldes. Ya tienes una cosa hecha.
    Más deberes: si no andas por la costa, ya estás tardando en ir, en fin, poco a poco ve entretejiendo tu plan para tu sueño Harleyro.
    Y sonríe, sonríe a cholón ayudado por los rebeldes que te lo ponen súper fácil con toda su música!!
    Me ha encantado tu sueño, me encantan los rebeldes y gracias por compartirlooooo
    Enhorabuena vinylroute

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.