VinylRoute

Música e historias de vinilos

«El corresponsal Indie»
The Stone Roses – Second Coming – 1994

GRUPO: The Stone Roses
TÍTULO DEL ÁLBUM: Second Coming
AÑO: 1994

Fracaso volumen 1

Llevo días intentando escribir y no me sale nada, ni desenfadado, ni serio, ni gracioso, ni triste. Odio con toda mi alma a Lope de Vega, el muy cabrón te escribía un entremés mientras esperaba a que llegara el Metro y le daba tiempo a una tragedia si el Metro era de la línea 5.

Me sumerjo en mi memoria musical y solamente me vienen a la cabeza bodrios infantiles (soy una taza, una tetera), éxitos discotequeros (yo quiero bailar toda la nocheeee), rumbitas electrónicas (esta sí, esta no, esta me gusta me la como yooo) o canciones de Bertín Osborne (buenas noches señora, buenas noches señoraaaaa).

Después del impulso que me dieron Norberto y Bruno me he quedado desfondado, veo mi carrera de escritor pop de éxito caer por el mismo precipicio por el que se lanzaron Thelma y Louise, pero sin follarme a Brad Pitt.

Sueño con Juan Manuel de Prada cerrando en mis narices la puerta que da acceso al Olimpo de los escritores de talla XXL, me despierto por las noches entre sudores gritando: ¡Premio Planeta!, mis hijos no me dejan que les haga las redacciones para el colegio, mi mujer me dice que es mejor que le envíe audios de whatsapp que le da pereza leerme. El fracaso me acecha.

Pero el fracaso es mi salvación; tengo la genial idea de escribir una serie dedicada a fracasos musicales.

Se lo comento a Norberto y Bruno. En primera instancia me dicen que no lo ven, que hablar del fracaso puede ser un fracaso (no andan sueltos en retórica), que no ven la monetización, que la gente quiere ejemplos en positivo.

Les comento que media España tardó cinco minutos en acusar a Induráin de matao cuando no ganó su sexto Tour de Francia; que muchos están esperando a que Nadal deje de ganar para decir que es un tenista de Hacendado; que cuando el fracaso afecta a otros, ahí estamos los españolitos para regocijarnos.

Les convence mi argumentación y la migración de muchos de los corresponsales a la nueva televisión impulsada por Marcos de Quinto; ya se anuncia un programa de bricolaje presentado por la “corresponsal reparadora” y un programa de tuneado de coches clásicos, a lo Fast N’ Loud, presentado por el “corresponsal en ruta”.

Quiero comenzar la serie por unos de los creadores del sonido Madchester, The Stone Roses y su disco Second Coming.

The Stone Roses son una banda de Manchester que hacen su debut discográfico en 1989 con un disco con el nombre del grupo.

Se sacan de la chistera de primeras uno de los mejores discos de la historia del pop rock británico. New Musical Express, el Vinylroute británico, lo sitúa en el séptimo puesto de mejores álbumes de la historia.

Después de este comienzo imparable parecía que se iban a convertir en los salvadores de la música. Los propios Stone Roses alimentaron esas expectativas hinchando el globo de su segundo disco y lo hincharon durante mucho tiempo, tardaron cinco años en sacarlo. Con esa humildad de la que solo es capaz un británico, avisaban de que su disco iba a ser el mejor de la historia y que iba a marcar un antes y un después. No contentos con eso, pusieron de título Second Coming, que en inglés hace referencia al segundo advenimiento de Cristo; otros ingleses comparándose con Jesucristo, mesianismo de barra de bar.

Como contaba antes, después de una larga espera por parte de la afición aparece Second Coming y el globo se deshinchó a toda velocidad.

Tengo que decir que es un disco que tiene algunas canciones fantásticas como Love Spreads o Ten Storey Love Song, pero el conjunto del disco no funciona, la evolución sonora del grupo no acaba de convencer a sus seguidores y las ventas se quedan lejos de las del anterior. Poco a poco el grupo se fue descomponiendo (peleas, drogas, pasotismo extremo) y, solamente año y medio después de la publicación del disco, se disolvió.

Second Coming es la constatación de que cuanto más asciendes, ya sea por tu talento o por tu soberbia y en este ejemplo hay toneladas de ambos, el hostión que te pegas al caer es más sonoro y, encima normalmente, no te has follado a Brad Pitt.

Gustavo Sánchez «El Indie»

2 thoughts on “«El corresponsal Indie»
The Stone Roses – Second Coming – 1994

  1. Cuanta falta me hacías Indie. Estoy llorando, pero ahora de la risa, jajajaja. Y eso de buena mañana hace mucho bien. Iba a ver la entrevista de ayer y según entro me encuentro con tu crónica. Que no te abandonen las musas, si quieres yo te presto mi desodorante. Eres genial, aun sin haberte follado a Brad Pitt como Thelma y Louise. GRACIAS por las risas.

  2. Indie de acuerdo con Carmen, eres genial!!!
    Las musas forman parte de tu vida, es obvio, y encima son muy graciosassss.
    Todo lo concerniente aThe Stone Roses también ha estado guay. Una pena que no supieran gestionar el éxito.
    Y por supuesto más pena que no tuvieran su aquel con Brad Pitt. Cualquiera que quiera saber de él, (de Brad), no tiene más que preguntarme, no me quiero hacer la estupenda pero yo sí he sido Thelma y Louise.
    Indie te espero pronto, un placer leerte.
    Enhorabuenaaaaaa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *