VinylRoute

Música e historias de vinilos

«Transcribir la música del aire»
José María Granados – Suena Así – 2002

GRUPO: José María Granados
TÍTULO DEL ÁLBUM: Suena así
AÑO: 2002

Como os comentaba ayer el del batín de seda, llegamos tarde a la eclosión de Mamá y a su disolución en 1983. José María Granados, pasó por otras formaciones como Restos, Frenillos, Buenas Vibraciones o La banda del otro lado y, después, tocó esperarle hasta el año 2002. En nuestro círculo de apasionados seguidores acérrimos saltó la noticia, Granados comenzaba su carrera en solitario con un lp que titulaba “Suena así” bajo el sello Rock Indiana de nuestro querido amigo Pablo Carrero (@rockindianarecords).

Ambos gerifaltes salimos a la caza de un par de copias. Conseguidas, volvimos con ellas quemándonos las manos mientras ojeábamos el pequeño inserto de su interior con fotografías de Granados y Eduardo Font, que se había encargado de grabar las baterías, bajos, guitarras, teclas y coros. Abrimos unas cervezas para disfrutar el momento con calma. Pulsamos el “play” en el reproductor y comenzó a sonar el tema que abre el CD, Eses. Contuvimos la emoción hasta el final, nos miramos y soltamos nuestra sentencia al unísono: “¡Qué cabrón! (hay que ver la cantidad de veces que hemos espetado ese exabrupto estrenando un disco de Granados).

La canción es una obra de arte de principio a fin, detalles de una borrachera que le hacen ir haciendo eses. Un nudo de sensaciones contadas como solo Granados sabe transmitir. Nosotros hicimos nuestra aportación al éxito del tema. Lo hemos hecho sonar en innumerables lugares suplicando, sobornando y coaccionando a los “pinchas” y lo hemos cantado a voces por la sierra madrileña acompañados de alguna… botella.

Y aunque solo Eses hubiera merecido la inversión, las otras 14 canciones que le acompañan consiguen un disco impresionante. El tema que da título al álbum, Suena así, es una maravilla, ocupa el último lugar en el CD y tiene una frase que bien podría resumir esa forma que tiene José María Granados de componer “… y guardo la armonía con la presunción de transcribir la música del aire”.

Otras joyas como Guárdame un sitio, Mi buen amigo, Soluciones, Amores en vano, Duermevela o Despeinada están también en un disco fresco, vigoroso, vital, con pocos arreglos, que deja disfrutar un sonido limpio y unas letras brutales. Cuánto se agradece encontrar estos trabajos en un mundo donde muchos graban con infinidad de arreglos intentando sonar a Dua Lipa. Este es uno de esos casos donde menos, es más.

Puede que alguien piense que me puede la pasión, no en vano, todo esto lo escribe un tipo que utilizó como vals de su boda el Vuelta y vuelta del segundo disco en solitario de Granados (os lo contamos hace unos meses), pero os aseguro que se trata de un disco plagado de himnos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *